Poesia

Salvatore Quasimodo: Las muertas guitarras

abril 6, 2016

“… La triste, estiva
ancla de la luna arrastró
tus sueños…”

SQ

“Las muertas guitarras”

Mi tierra está sobre los ríos fundida con el mar,
no existe otro lugar de voz tan lenta,
donde vagan mis pies
entre juncos sobrecargados de caracoles.
En verdad, es otoño: desgarradas en el viento
las muertas guitarras alzan sus cuerdas
sobre la boca negra y una mano agita los dedos
de fuego.
En el espejo de la luna
se peinan muchachas con pechos de naranja.

¿Quién llora? ¿Quién fatiga los caballos en el aire
rojo? Nos detendremos en esta orilla
a lo largo de urdimbres de hierba y tú, amor,
no me lleves delante de ese espejo
infinito: en él se contemplan muchachos
que cantan y árboles altísimos, y aguas.
¿Quién llora? Yo no, créeme, sobre los ríos
discurren exasperados chasquidos de un látigo,
los oscuros caballos y los relámpagos de azufre.
Yo no, mi raza posee cuchillos
que arden y lunas y heridas que queman.

Salvatore Quasimodo

De: “El falso y verdadero verde” – 1949-1955
Traducción de Antonio Colinas
Recogido en “Poesía Completa”
Ed. Linteo Poesía – 1ª Edición 2004©
ISBN de la 2ª Edición: 978-84-9607-05-9

Poema original en italiano:

“Le morte chitarre”

La mia terra è sui fiumi stretta al mare,
non altro luogo ha voce così lenta
dove i miei piedi vagano
tra giunchi pesanti di lumache.
Certo è autunno: nel vento a brani
le morte chitarre sollevano le corde
su la bocca nera e una mano agita le dita
di fuoco.

Nello specchio della luna
si pettinano fanciulle col petto d’arance.

Chi piange? Chi frusta i cavalli nell’aria
rossa? Ci fermeremo a questa riva
lungo le catene d’erba e tu amore
non portarmi davanti a quello specchio
infinito: vi si guardano dentro ragazzi
che cantano e alberi altissimi e acque.
Chi piange? lo no, credimi: sui fiumi
corrono esasperati schiocchi d’una frusta,
i cavalli cupi i lampi di zolfo.
lo no, la mia razza ha coltelli
che ardono e lune e ferite che bruciano.

Salvatore Quasimodo

De: “Il falso e vero verde” – 1949-1955

Salvatore Quasimodo nació en Modica, Sicilia, Italia, el 20 de agosto de 1901.
Fue poeta y periodista, miembro del movimiento hermético italiano.
Se pueden diferenciar claramente dos etapas en la obra de Salvatore Quasimodo, una primera la de su poesía publicada en la antología: “Y de repente la noche”, y la publicada hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, en la que utilizó una forma escueta, casi minimalista, y de contenidos con un gran componente simbolista, con un estilo al que se denominó hermetismo, y que compartió otros poetas italianos de ese momento, entre ellos: Giuseppe Ungaretti, Alfonso Gatto y Mario Luzi, todos habían recibido fuertemente la influencia de los franceses Paul Valéry y Stéphane Mallarmé, y con los que terminaría formando la conocida como Escuela Hermética italiana.
Tras finalizar la guerra, y con ello, la censura, Quasimodo se volcó con su obra en los temas sociales, imbricando de forma muy hábil lasanalogía que se dan entre las esclavitudes humanas actuales y los mitos griegos.
Abandonó y ejecutó una poesía más clara y llena de vitalidad.
Le fue concedido el Premio Nobel de Literatura en 1959.
Murió en Amalfi, 14 de junio, de 1968.

También de Salvatore Quasimodo en este blog:

“Salvatore Quasimodo: Día tras día”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Hombre de mi tiempo”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Concédeme mi día”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Caminar”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Los muertos”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: La noche de invierno”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Auschwitz”: AQUÍ

“Salvatores Quasimodo: Iscariote”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: De mi olor de hombre”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: A mí peregrino”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Limosna”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Canto de Apolo”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Dolor de cosas que ignoro”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Elegía, de Día tras día”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: En el preciso tiempo humano”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Élegos para la bailarina Cumani”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: El muro, de La tierra incomparable”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Otoño”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Refugio de aves nocturnas”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Canto de Apolo”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Aún se oye el mar, de Día tras día”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Lamento por el sur”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Ciudad muerta”:AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: No he perdido nada”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: A mi tierra, de Y de pronto anochece”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: La reunión de los mendigos, de Nocturnos del rey silencioso”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: El alto velero”: AQUÍ

Bibliografía:

Bibliografía poética:

Aguas y tierras – 1930
Oboe sumergido – 1932
Erato y Apolión – 1936
Y de pronto anochece – 1942
Dia tras día – 1947
La vida no es un sueño – 1948
El falso y verdadero verde – 1949-55
La tierra incomparable – 1955-1958
Debe y haber – 1959-63
El poeta y el político – 1960
Dar y tener – 1966
Besa el umbral de tu casa – 2004 (póstumo)
Nocturno del rey silencioso – 2004 (póstumo)

*Los dos últimos libros incluidos en su Poesía Completa, estaban inéditos, obra por cuya traducción Antonio Colinas y editada por Ed. Linteo Poesía, obtuvo el Premio del Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia.

*La imagen es un óleo de Emilio Sánchez Perrier

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com diciembre 15, 2015 at 3:06 am

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Salvatore Quasimodo: Las muertas guitarras, de El falso y verdadero verde, 1949-1955 La entrada Salvatore Quasimodo: Las muertas guitarras aparece primero en Trianarts.

  • Reply Salvatore Quasimodo: La danzarina del alba - Trianarts enero 1, 2016 at 1:31 am

    […] “Salvatore Quasimodo: Las muertas guitarras”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.