Poesia

Alfonsina Storni: Tú me quieres blanca…

mayo 29, 2019

«…si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido.»
AS

Mi recuerdo a la poeta argentina en el aniversario de su nacimiento.

«Tú me quieres blanca»

Tú me quieres alba,
Me quieres de espumas,
Me quieres de nácar.
Que sea azucena
Sobre todas, casta.
De perfume tenue.
Corola cerrada

Ni un rayo de luna
Filtrado me haya.
Ni una margarita
Se diga mi hermana.
Tú me quieres nívea,
Tú me quieres blanca,
Tú me quieres alba.

Tú que hubiste todas
Las copas a mano,
De frutos y mieles
Los labios morados.
Tú que en el banquete
Cubierto de pámpanos
Dejaste las carnes
Festejando a Baco.
Tú que en los jardines
Negros del Engaño
Vestido de rojo
Corriste al Estrago.

Tú que el esqueleto
Conservas intacto
No sé todavía
Por cuáles milagros,
Me pretendes blanca
(Dios te lo perdone),
Me pretendes casta
(Dios te lo perdone),
¡Me pretendes alba!

Huye hacia los bosques,
Vete a la montaña;
Límpiate la boca;
Vive en las cabañas;
Toca con las manos
La tierra mojada;
Alimenta el cuerpo
Con raíz amarga;
Bebe de las rocas;
Duerme sobre escarcha;
Renueva tejidos
Con salitre y agua;
Habla con los pájaros
Y lévate al alba.
Y cuando las carnes
Te sean tornadas,
Y cuando hayas puesto
En ellas el alma
Que por las alcobas
Se quedó enredada,
Entonces, buen hombre,
Preténdeme blanca,
Preténdeme nívea,
Preténdeme casta.»

Alfonsina Storni

Alfonsina Storni Martignoni nació en Sala Capriasca, Suiza, el 22 o el 29 de mayo de 1892.
Sumida en una profunda depresión, tras contraer un cáncer de mama, se suicidó en Mar del Plata arrojándose de la escollera del Club Argentino de Mujeres de Mar del Plata, Argentina, el 25 de octubre de 1938.
Está enterrada en el Cementerio de la Chacarita de Buenos Aires.

También de Alfonsina Storni en este blog:

«Alfonsina Storni: Voy a dormir»: AQUÍ

«Alfonsina Storni: Dos palabras»: AQUÍ

«Alfonsina Storni: Alma muerta»: AQUÍ

«Alfonsina Storni: Espera»: AQUÍ

«Alfonsina Storni: Silencio… silencio…»: AQUÍ

«Alfonsina Storni: Sábado»: AQUÍ

«Alfonsina Storni: Carta lírica a otra mujer»: AQUÍ

«Alfonsina Storni: Al oído»: AQUÍ

«Alfonsina Storni: Dolor»: AQUÍ

«Alfonsina Storni – Esta tarde»: AQUÍ

«Alfonsina Storni: Alma desnuda»: AQUÍ

«Alfonsina Storni: Dientes de flores, cofia de rocío… «: AQUÍ 

«Alfonsina Storni: El engaño: AQUÍ

«Alfonsina Storni: ¡Ay! – ¡Aymé!»: AQUÍ 

«Alfonsina Storni: Frente al mar: AQUÍ

Bibliografía:

La inquietud del rosal – 1916.
El dulce daño – 1918.
Irremediablemente – 1919.
Languidez – 1920.
Ocre – 1925.
Mundo de siete pozos – 1934.
Mascarilla y Trébol:-círculos imantados – 1938.
Morir sobre los campos – 1918
Dos palabras
El hijo
Poemas de amor (Poesía en prosa) – 1926

*La fotografía es de Nikolai Sobolev

You Might Also Like

31 Comments

  • Reply Triana agosto 3, 2008 at 10:49 pm

    «Amo los cielos claros, los pastos frescos,
    los campos dorados, las delicadas manos,
    las frentes amplias, las almas pulcras…»

    Alfonsina Storni.

  • Reply Triana agosto 4, 2008 at 1:44 am

    «Me levanté temprano y anduve descalza
    Por los corredores: bajé a los jardines
    Y besé las plantas…»

  • Reply Triana agosto 4, 2008 at 8:02 pm

    Peso ancestral

    Tú me dijiste: no lloró mi padre;
    tú me dijiste: no lloró mi abuelo;
    no han llorado los hombres de mi raza,
    eran de acero.

    Así diciendo te brotó una lágrima
    y me cayó en la boca; más veneno
    yo no he bebido nunca en otro vaso así pequeño.

    Débil mujer, pobre mujer que entiende,
    dolor de siglos conocí al beberlo.
    Oh, el alma mía soportar no puede
    todo su peso.

  • Reply Triana agosto 5, 2008 at 11:49 pm

    «…Si no ves esa mano, ni la boca que besa,
    si es el aire quien teje la ilusión de llamar,
    oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
    en el viento fundida, ¿me reconocerás?
    (Languidez)»

    Alfonsina Storni

  • Reply Triana agosto 6, 2008 at 9:47 pm

    «Dientes de flores, cofia de rocío,
    manos de hierbas, tú, nodriza fina,
    tenme prestas las sábanas terrosas
    y el edredón de musgos escardados…»

    AS

  • Reply Triana agosto 7, 2008 at 1:15 am

    «…Ser alta, soberbia, perfecta, quisiera,
    como una romana, para concordar
    con las grandes olas, y las rocas muertas
    y las anchas playas que ciñen el mar…»
    AS

  • Reply lola agosto 7, 2008 at 11:14 am

    «…Dos palabras tan dulces que la luna que andaba
    Filtrando entre las ramas
    Se detuvo en mi boca…»
    AS

  • Reply Triana agosto 8, 2008 at 4:07 am

    «…Vamos hacia los árboles, el alma
    adormecida de perfume agreste,
    pero calla, no hables, sé piadoso;
    no despiertes los pájaros que duermen.»
    A. Storni

  • Reply Triana agosto 10, 2008 at 1:29 am

    «Me besarás los ojos… estarás a mi lado…
    -Adiós, hasta mañana, hasta mañana amado…»
    AS

  • Reply Triana agosto 10, 2008 at 2:56 pm

    «… Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
    Ponme una lámpara en la cabecera;
    una constelación, la que te guste;
    todas son buenas, bájala un poquito.»
    AS

  • Reply Triana agosto 13, 2008 at 2:23 am

    «Mi corazón es como un dios sin lengua,
    mudo se está a la espera del milagro,
    he amado mucho, todo amor fue magro,
    que todo amor lo conocí con mengua…»
    AS

  • Reply Triana agosto 14, 2008 at 11:10 am

    «…Ya está sangrando, sí, la cara mía,
    pero no de rubor,
    que me vuelvo a los hombres y repito:
    ¡He dado el corazón!»
    AS

  • Reply Triana agosto 15, 2008 at 12:58 am

    EL ENGAÑO

    Soy tuya, Dios lo sabe por qué, ya que comprendo
    que habrás de abandonarme, fríamente, mañana,
    y que bajo el encanto de mis ojos, te gana
    otro encanto el deseo, pero no me defiendo.

    Espero que esto un día cualquiera se concluya,
    pues intuyo, al instante, lo que piensas o quieres.
    Con voz indiferente te hablo de otras mujeres
    y hasta ensayo el elogio de alguna que fue tuya.

    Pero tú sabes menos que yo, y algo orgulloso
    de que te pertenezca, en tu juego engañoso
    persistes, con un aire de actor del papel dueño.

    Yo te miro callada con mi dulce sonrisa,
    y cuando te entusiasmas, pienso: no te des prisa.
    No eres tú el que me engaña; quien me engaña es mi sueño.

    A. Storni.

  • Reply Triana agosto 18, 2008 at 12:30 pm

    VIDA

    Mis nervios están locos, en las venas
    la sangre hierve, líquido de fuego
    salta a mis labios donde finge luego
    la alegría de todas las verbenas.

    Tengo deseos de reír; las penas
    que de donar a voluntad no alego,
    hoy conmigo no juegan y yo juego
    con la tristeza azul de que están llenas.

    El mundo late; toda su armonía
    la siento tan vibrante que hago mía
    cuando escancio en su trova de hechicera.

    Es que abrí la ventana hace un momento
    y en las alas finísimas del viento
    me ha traído su sol la primavera.

    A. Storni

  • Reply Triana agosto 19, 2008 at 2:25 am

    EL DIVINO AMOR

    Te ando buscando, amor que nunca llegas,
    te ando buscando, amor que te mezquinas,
    me aguzo por saber si me adivinas,
    me doblo por saber si te me entregas.

    Las tempestades mías, andariegas,
    se han aquietado sobre un haz de espinas;
    sangran mis carnes gotas purpurinas
    porque a salvarme, ¡oh niño!, te me niegas.

    Mira que estoy de pie sobre los leños,
    que a veces bastan unos pocos sueños
    para encender la llama que me pierde.

    Sálvame, amor, y con tus manos puras
    trueca este fuego en límpidas dulzuras
    y haz de mis leños una rama verde.

  • Reply Triana agosto 23, 2008 at 9:07 pm

    ¿Y TÚ?

    Sí, yo me muevo, vivo, me equivoco;
    agua que corre y se entremezcla, siento
    el vértigo feroz del movimiento:
    huelo las selvas, tierra nueva toco.

    Sí, yo me muevo, voy buscando acaso
    soles, auroras, tempestad y olvido.
    ¿Qué haces allí misérrimo y pulido?
    Eres la piedra a cuyo lado paso.

    A. Storni

  • Reply Triana agosto 24, 2008 at 10:01 pm

    «Vuestro nombre no sé, ni vuestro rostro
    conozco yo, y os imagino blanca,
    débil como los brotes iniciales,
    pequeña, dulce… Ya ni sé…»
    AS

  • Reply Triana agosto 28, 2008 at 11:42 am

    Frente al mar.

    Oh mar, enorme mar, corazón fiero
    De ritmo desigual, corazón malo,
    Yo soy más blanda que ese pobre palo
    Que se pudre en tus ondas prisionero.

    Oh mar, dame tu cólera tremenda,
    Yo me pasé la vida perdonando,
    Porque entendía, mar, yo me fui dando:
    «Piedad, piedad para el que más ofenda».

    Vulgaridad, vulgaridad me acosa.
    Ah, me han comprado la ciudad y el hombre.
    Hazme tener tu cólera sin nombre:
    Ya me fatiga esta misión de rosa.

    ¿Ves al vulgar? Ese vulgar me apena,
    Me falta el aire y donde falta quedo,
    Quisiera no entender, pero no puedo:
    Es la vulgaridad que me envenena.

    Me empobrecí porque entender abruma,
    Me empobrecí porque entender sofoca,
    ¡Bendecida la fuerza de la roca!
    Yo tengo el corazón como la espuma.

    Mar, yo soñaba ser como tú eres,
    Allá en las tardes que la vida mía
    Bajo las horas cálidas se abría…
    Ah, yo soñaba ser como tú eres.

    Mírame aquí, pequeña, miserable,
    Todo dolor me vence, todo sueño;
    Mar, dame, dame el inefable empeño
    De tornarme soberbia, inalcanzable.

    Dame tu sal, tu yodo, tu fiereza.
    ¡Aire de mar!… ¡Oh, tempestad! ¡Oh enojo!
    Desdichada de mí, soy un abrojo,
    Y muero, mar, sucumbo en mi pobreza.

    Y el alma mía es como el mar, es eso,
    Ah, la ciudad la pudre y la equivoca;
    Pequeña vida que dolor provoca,
    ¡Que pueda libertarme de su peso!

    Vuele mi empeño, mi esperanza vuele…
    La vida mía debió ser horrible,
    Debió ser una arteria incontenible
    Y apenas es cicatriz que siempre duele.

    A. Storni

  • Reply Triana septiembre 1, 2008 at 12:15 am

    LA INVITACIÓN AMABLE

    Acercate, poeta; mi alma es sobria,
    de amor no entiende -del amor terreno-
    su amor es mas altivo y es mas bueno.

    No pediré los besos de tus labios.
    No beberé en tu vaso de cristal,
    el vaso es frágil y ama lo inmortal.

    Acercate, poeta sin recelos…
    ofréndame la gracia de tus manos,
    no habrá en mi antojo pensamientos vanos.

    ¿Quieres ir a los bosques con un libro,
    un libro suave de belleza lleno?…
    Leer podremos algun trozo ameno.

    Pondré en la voz la religión de tu alma,
    religión de piedad y de armonía
    que hermana en todo con la cuita mía.

    Te pediré me cuentes tus amores
    y alguna historia que por ser añeja
    nos dé el perfume de una rosa vieja.

    Yo no diré nada de mi misma
    porque no tengo flores perfumadas
    que pudieran asi ser historiadas.

    El cofre y una urna de mis sueños idos
    no se ha de abrir, cesando su letargo,
    para mostrarte el contenido amargo.

    Todo lo haré buscando tu alegría
    y seré para ti tan bondadosa
    como el perfume de la vieja rosa.

    La invitación esta….sincera y noble.
    ¿Quieres ser mi poeta buen amigo
    y solo tu dolor partir conmigo?

    A. Storni

  • Reply Triana septiembre 5, 2008 at 12:19 am

    LO INACABABLE

    No tienes tú la culpa si en tus manos
    mi amor se deshojó como una rosa:
    Vendrá la primavera y habrá flores…
    el tronco seco dará nuevas hojas.

    Las lágrimas vertidas se harán perlas
    de un collar nuevo; romperá la sombra
    un sol precioso que dará a las venas
    la savia fresca, loca y bullidora.

    Tú seguirás tu ruta; yo la mía
    y ambos, libertos, como mariposas
    perderemos el polen de las alas
    y hallaremos más polen en la flora.

    Las palabras se secan como ríos
    y los besos se secan como rosas,
    pero por cada muerte siete vidas
    buscan los labios demandando aurora.

    Mas… ¿lo que fue? ¡Jamás se recupera!
    ¡Y toda primavera que se esboza
    es un cadáver más que adquiere vida
    y es un capullo más que se deshoja!

    A. Storni

  • Reply Alfonsina Storni “Romántica y Postmodernista” | Triana mayo 28, 2010 at 5:11 pm

    […] Sin duda una de las más grandes poetas de la literatura universal, su apasionante biografía está ampliamente difundida en la red, es por eso que esta entrada sirva solo de homenaje en su memoria en el aniversario de su nacimiento, ella marcó mi adolescencia desde que descubrí su poema: “Tu me quieres blanca” En otra entrada de este blog: AQUI […]

  • Reply Bitacoras.com febrero 21, 2011 at 8:38 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: “Tu me quieres alba” “Tú me quieres alba, Me quieres de espumas, Me quieres de nácar. Que sea azucena Sobre todas, casta. De perfume tenue. Corola cerrada Ni un rayo de luna Filtrado me haya. Ni una margarita Se diga ……

  • Reply Allfonsina Storni: Silencio… silencio… | Trianarts julio 26, 2012 at 12:20 pm

    […] “Alfonsina Storni: Tu me quieres blanca…”: AQUÍ  […]

  • Reply Recordando a Alfonsina Storni: Alma desnuda | Trianarts octubre 24, 2012 at 11:54 pm

    […] “Alfonsina Storni: Tu me quieres blanca…”: AQUÍ  […]

  • Reply Esta tarde: Alfonsina Storni » Trianarts | Trianarts abril 11, 2013 at 1:19 am

    […] “Alfonsina Storni: Tu me quieres blanca…”: AQUÍ  […]

  • Reply Recordando a Alfonsina Storni: Dolor | Trianarts mayo 29, 2013 at 12:00 am

    […] “Alfonsina Storni: Tu me quieres blanca…”: AQUÍ  […]

  • Reply Recordando a Alfonsina Storni: Carta lírica a otra mujer | Trianarts octubre 18, 2014 at 2:18 pm

    […] “Alfonsina Storni: Tu me quieres blanca…”: AQUÍ  […]

  • Reply Alfonsina Storni: Al oído | Trianarts octubre 18, 2014 at 2:19 pm

    […] “Alfonsina Storni: Tu me quieres blanca…”: AQUÍ  […]

  • Reply Alfonsina Storni: Dientes de flores, cofia de rocío… | Trianarts octubre 18, 2014 at 3:00 pm

    […] “Alfonsina Storni: Tu me quieres blanca…”: AQUÍ […]

  • Reply Alfonsina Storni: Voy a dormir | Trianarts octubre 18, 2014 at 3:09 pm

    […] “Alfonsina Storni: Tu me quieres blanca…”: AQUÍ […]

  • Reply Alfonsina Storni, soberbia… inalcanzable: Frente al mar | Trianarts octubre 18, 2014 at 3:17 pm

    […] “Alfonsina Storni: Tu me quieres blanca…”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.