Fotografia

Grandes fotógrafos: Alfred Stieglitz, la fotografía como arte

julio 13, 2017

Clic en la imagen para ver más fotografías

Alfred Stieglitz

Nació en Hoboken, Nueva Jersey, el 1 de enero de 1864.
Fue el mayor de seis hermanos y creció en la zona este de Manhattan.

Se trasladó junto a su familia a Alemania en 1881. Al año siguiente, Stieglitz inició estudios de ingeniería mecánica en la Technische Hochschule de Berlín, aunque la abandonó pronto para estudiar fotografía.
De origen judío-alemán, pasó toda su carrera de más de cincuenta años empeñado en que la fotografía fuera considerada como una forma de arte al nivel de la pintura y la escultura.

Para ello, ya en sus inicios exploró con todos los medios de que disponía y de sus capacidades artísticas, para lograr efectos propios de la pintura, tanto en sus composiciones como en el logro de distintas texturas.
Después recurrió a los recursos propios de la fotografía, como la profundidad de campo y los efectos de corte en sus instantáneas.
De esta forma, logró pasar de un pictorialismo inicial a la fotografía de forma directa.

Viajó por Europa largo tiempo, en el que realizó numerosas fotografías, sobre todo de escenas campestres: campesinos trabajando en las costas de los Países Bajos o en el entorno de la Selva Negra alemana.
Durante la década de 1880 logró de forma progresiva aumentar su prestigio, admiración y respeto de sus colegas europeos, obteniendo numerosos premios y reconocimientos.
Durante toda su vida, le gustó rodearse de mujeres jóvenes. En 1893, tras su regreso a Nueva York, se casó con Emmeline Obermeyer.

En 1902 organizó un grupo al cual sólo se podía entrar por estricta invitación, al que llamó Photo-Secession, grupo que tenía como objetivo de forzar al mundo del arte a reconocer la fotografía “como un medio distintivo de expresión individual”. Entre sus miembros estuvieron: Edward Steichen, Gertrude Kasebier, Clarence H. White, y Alvin Langdon Coburn.
En 1918 se divorció de su mujer Emmeline, tras ser sorprendido por ella mientras fotografiaba a la artista Georgia O’Keeffe, echándole de casa; poco después estaba viviendo con ella. Se casaron en 1924 y a ambos alcanzaron el éxito en sus carrera, él como fotógrafo (tomaría cientos de fotografías de O’Keeffe a lo largo de su vida), y a ella como pintora.

El matrimonio terminó desgastándose debido a la precaria salud de Stieglitz, que padecía una grave cardiopatía, además de ser un redomado hipocondríaco, que obligaba a la pintora a cuidarle de modo constante. A partir de la década de 1930, Georgia O’Keeffe pasaba medio año en Nuevo México para alejarse de él.
Fue en esa misma década que Stieglitz realizó una serie de fotografías de desnudos, entre ellos de la rica heredera Dorothy Norman, que pasó a ser una rival para la O’Keeffe.

En 1937 su enfermedad le obligó a abandonar su trabajo en la calle, y los últimos diez años de su vida pasaba los veranos en el Lago George de Nueva York, donde convirtió un cobertizo en un cuarto oscuro, pasando los inviernos con O’Keeffe en el Shelton de Manhattan, el que sería el primer rascacielos del barrio neoyorquino.

Murió junto a Georgia, que continuó hasta el último momento siendo un firme apoyo, como siempre lo fue, de forma mutua, el 13 de julio de 1946, con 82 años de edad.
Sus obra esta representada en los más importantes museos de arte moderno de todo el mundo. En España podemos ver una magnifica muestra de ella en el Reina Sofía de Madrid.

*Entrada actualizada y ampliada el 13 de julio de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply Arthur B. Carles: Entre Filadelfia y París - Trianarts agosto 1, 2015 at 5:16 am

    […] exposición: “Los más jóvenes pintores americanos”, que se celebro en la Galeria de Alfred Stieglitz, en Nueva […]

  • Reply Grandes Fotógrafos: Recordando a Willy Ronis - Trianarts septiembre 12, 2015 at 12:29 am

    […] un cáncer tras lo cual Ronis tuvo que hacerse cargo del negocio de su familia. Los fotógrafos Alfred Stieglitz y Ansel Adams  influyeron en Ronis, y este empezó a explorar el mundo de la […]

  • Deja un comentario