Pintura

Mario Sironi: El Novecento italiano

agosto 13, 2017

Click en la imagen para ver más obras

Mario Sironi

Nació en Sassari, Italia, el 12 de mayo de 1885.
Inició la carrera de ingeniería, pero abandonó la Universidad tras sufrir una crisis nerviosa en 1903, a la que seguirían numerosos episodios depresivos a lo largo de su vida.

Decidió entonces dedicarse a la pintura e ingresó en la Scuola Libera del Nudo de la Academia de Bellas Artes de Roma, donde entabló contacto con Giacomo Balla , que se convertiría en “su primer maestro en la practica”.

Así mismo coincidió en la Escuela con Gino Severini y Umberto Boccioni, y al igual que ellos comenzó a practicar el divisionismo, tutelados por Balla.

En 1913 Balla, Boccioni y Severini desarrollaron un nuevo estilo: el Futurismo, que Sironi también adoptó por un breve espacio tiempo.

Sus temas futuristas más frecuentes fueron paisajes urbanos y motivos industriales, como ejemplo: “El camión”, de 1914 y “Composición con hélice”, de 1915.

Tras su participación en la Primera Guerra Mundial abandonó el futurismo y desarrolló un estilo en el que hizo hincapié en las formas masivas, inmóviles.

En cuadros como La Lampada de 1919, actualmente en la Pinateca di Brera de Milán, maniquíes sustituyen a las figuras, como en las pinturas metafísicas de Giorgio de Chirico y Carlo Carrà. Otra de sus obras más famosas de esta época es:”Caballo blanco”, también de 1919.

Posteriormente abocó en un impresionismo muy personal que estuvo influenciado por los antiguos clasicistas italianos, en obras a las que dotó de un aire arcaico y formas geométricamente reducidas.

Más tarde volvió al paisaje urbano con aires evocadores y a la vez impregnados en una soledad en muchas ocasiones angustiosa, escenas de ciudades industriales que absorben al individuo, reflejado por figuras solitarias de obreros inmersos en los escenarios de grandes fábricas y barrios industriales cruzados por trenes, camiones y tranvías, como “Paisaje urbano”, de 1941.

En los inicios de la década de 1920, se sumó al movimiento del “Noveccento” italiano, que propugnaba la vuelta al clasicismo tradicional italiano que contaría con el beneplácito del régimen fascista de Benito Mussolini.

En esta etapa, practicó sobre todo el retrato y el desnudo femenino basado como decimos en los antiguos maestros italianos del arte mediterráneo.

Utilizó en esa época técnicas tradicionales como el fresco, el mosaico y el bajorrelieve, e hizo aproximaciones al diseño vinculado a la arquitectura y el teatro.
Murió en Milán, el 13 de agosto de 1961.

La mayor parte de su obra se encuentra en colecciones privadas y en museos italianos.

*Entrada publicada el 18 de enero de 2013. Ha sido actualizada y ampliada el 13 de agosto de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com noviembre 17, 2012 at 9:20 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: Click en la imagen para ver más obras Mario Sironi Nació en Sassari, Italia, el 12 de mayo de 1885. Tras estudiar ingeniería decide dejarla para dedicarse a la pintura. Se formó con Giacomo Balla, en cuyo taller coincidiÅ..

  • Reply Károly Patko: El Novecento y la Escuela Romana en Hungría | Trianarts diciembre 27, 2013 at 8:12 pm

    […] Anselmo Bucci, Leonardo Dudreville, Achille Funi, Gian Emilio Malerba, Piero Marussi, Ubaldo Oppi y Mario Sironi. Dichos artistas pretendían renovar el arte italiano entroncando con el Renacimiento, de ahí el […]

  • Reply Realismo crítico y Escuela de Vallecas: Godofredo Ortega Muñoz | Trianarts julio 9, 2014 at 1:45 am

    […] haberse sentido influenciado por Paul Cézanne, Juan Gris, Carlo Carrà, Mario Sironi, Mario Tozzi, Giorgio Morandi, Il Giotto, Cimabue y Francisco de Zurbarán. Murió en Madrid, […]

  • Reply Giacomo Balla: Líder del Movimiento Futurista | Trianarts septiembre 22, 2014 at 8:39 pm

    […] que le había entusiasmado, entre jóvenes artistas, entre ellos: Umberto Boccioni, Gino Severini y Mario Sironi. En 1909 conoce al poeta Filippo Tommaso Marinetti que ejercería una importante influencia en su […]

  • Deja un comentario