Pintura

Giacomo Balla: Líder del Movimiento Futurista

julio 18, 2017

Click en la imagen para ver más obras

Giacomo Balla

Nació en Turín, Italia, el 18 de julio de 1871.
Pintor, escultor y fundador, siendo uno de los máximos exponentes del Movimiento Futurista en Italia.
Aunque asistió a la Accademia Albertina de Turín, su formación fue autodidacta; en 1895 se trasladó a Roma, donde alcanzó un notable éxito con sus retratos.


En 1900 viaja a París con el objetivo de asistir a la Exposición Universal, quedando impresionado por la vida bulliciosa y el ambiente artístico parisino.
Estudió la obra de los neoimpresionistas, interesándose sobre todo por las de Georges Seurat, Paul Signac y Henri-Edmond Cross, que ejercerían una importante influencia en su obra posterior.

A su vuelta a Roma, difundió la técnica divisionista, que le había entusiasmado, entre jóvenes artistas, entre ellos: Umberto Boccioni, Gino Severini y Mario Sironi.
En 1909 conoce al poeta Filippo Tommaso Marinetti que ejercería una importante influencia en su obra y le acerca al Futurismo, movimiento literario y artístico que surge en Italia en la primera década del siglo XX, a la vez que el Cubismo aparece en Francia.

El Movimiento Futurista, al que también pertenecieron Russolo, Carlo Carrá, Boccioni y Severini, entre otros, giró en torno a la figura de Marinetti, que publicó en el diario parisino “Le Figaró” en febrero de 1909 el Manifiesto del grupo.

En él proclamó el rechazo frontal al pasado y a la tradición, defendiendo un arte anticlasicista orientado al futuro, que respondiese en sus formas expresivas al espíritu dinámico de la técnica moderna y de la sociedad masificada de las grandes ciudades:
“Declaremos que el esplendor del mundo se ha enriquecido con una belleza nueva; la belleza de la velocidad. Un automóvil de carreras… un automóvil rugiente, que parece correr sobre una estela de metralla, es más hermoso que la Victoria de Samotracia”.

Balla se unió al grupo en 1910, firmando “La pittura futurista Manifesto técnico”, aunque no expondría con ellos hasta 1912, con su obra “Dinamismo de un perro con una correa”. De esa época son también: “Muchacha corriendo en el balcón” y “Las manos del violinista”.

Comenzó a diseñar y pintar muebles futuristas y crear lo que se llamó ropa “antineutral”. En esa época introdujo en el futurismo a Umberto Boccione.
En las obras de ese periodo, quiso representar el movimiento y la velocidad, y para ello, tomó como base las cronofotografías de Étienne-Jules Marey. Para muchas de sus composiciones, continuó usando la técnica puntillista.

Desde 1913 su pintura evolucionó hacia la abstracción, la representación de la descomposición del desplazamiento dio paso a estructuras espirales y el estudio del movimiento al análisis de la descomposición de la luz.
En 1914, comenzó a esculpir y en 1915, creando la que será posiblemente su mejor escultura: “Puño de Boccioni”.

En 1915 firmó junto a Fortunato Depero el manifiesto “Reconstrucción futurista del universo”, en el que se extendían los principios futuristas a todos los aspectos de la vida diaria. Para ello toman como modelo las máquinas y sus principales atributos: la fuerza, la rapidez, la velocidad, la energía, el movimiento y la deshumanización. La estética futurista difundió así mismo una ética de origen machista y provocador, amante del deporte y de la guerra, de la violencia y del peligro.

Al igual que sus compañeros de grupo, Balla fue un activo nacionalista. En 1915 fue detenido junto a Filippo Tommaso Marinetti por participar en una manifestación a favor de la participación de Italia en la Guerra; durante esta época su estudio fue lugar de encuentro de artistas.

Desde entonces, comenzó a interesarse por la construcción de objetos móviles de papel, cartón, tela y alambre que denominó “Complejos plásticos”, y a partir de 1917 trabajó también como escenógrafo para “Feu d’artifice de Stravinsky”, de los ballets rusos de Serguéi Diághilev, que en esa época vivía refugiado en Roma huyendo de la guerra.

En la década de 1930, abandonó definitivamente el futurismo, que había entrado en declive, fue politizándose cada vez más hasta coincidir con las tesis del fascismo, en cuyo partido ingresó Marinetti en 1919. En un punto de su manifiesto se dice:
“Queremos glorificar la guerra, única higiene del mundo, el militarismo, el patriotismo y el gesto destructor de los anarquistas, las bellas ideas que matan y el desprecio a la mujer.”

Comenzó entonces a realizar una pintura figurativa, de inspiración fascista, que marcaría su producción artística hasta su muerte.
En 1935 fue nombrado miembro de la Academia di San Luca de Roma.

Murió en Roma, el 1 de marzo de 1958.
Podemos ver una de sus obras en el Museo Thyssen Bornemisza de Madrid: “Manifestación patriótica”, de 1915.

*Esta entrada fue publicada en este blog el 20 de enero de 2013. Ha sido actualizada y ampliada el 18 de julio de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

10 Comments

  • Reply Umberto Boccioni: El Movimiento Futurista » Trianarts | Trianarts enero 21, 2013 at 3:05 pm

    […] del “Manifiesto de los pintores futuristas”, junto con Carlo Carrà, Luigi Russolo, Giacomo Balla y Gino Severini y del ” Manifiesto técnico del movimiento futurista”, los dos […]

  • Reply Gino Severini: Entre el futurismo y el cubismo » Trianarts | Trianarts enero 21, 2013 at 3:07 pm

    […] 1900 conoció al pintor Umberto Boccioni, con este visitó el estudio de Giacomo Balla, en el que se introdujeron en el divisionismo, estilo que continua realizando en París a partir de […]

  • Reply Giuseppe Pellizza da Volpedo: Simbolismo y realismo social » Trianarts | Trianarts enero 21, 2013 at 3:09 pm

    […] pintura al aire libre buscando el realismo en la sociedad que le rodeaba. En Roma, hizo amistad con Giacomo Balla, asistiría con frecuencia a su taller y lo introduciría en el divisionismo, siendo este el […]

  • Reply Mario Sironi: El Novecento italiano » Trianarts | Trianarts enero 21, 2013 at 3:10 pm

    […] mayo de 1885. Tras estudiar ingeniería decide dejarla para dedicarse a la pintura. Se formó con Giacomo Balla, en cuyo taller coincidió con Gino Severini y Umberto Boccioni, con este viajaría en 1908 a […]

  • Reply Ettore Roesler Franz: Roma en acuarela » Trianarts | Trianarts enero 25, 2013 at 6:36 pm

    […] se pueden ver actualmente en el Museo de Roma, en la Piazza Sant’Egidio, en el Trastevere. Giacomo Balla le representó en un famoso cuadro que presentó en la Bienal de Venecia de […]

  • Reply Mujeres Pintoras: Natalia Goncharova | Trianarts junio 4, 2013 at 4:33 pm

    […] otro comenzaba a evidenciar la influencia del futurismo y el rayonismo, sobre todo de las obras de Giacomo Balla y Franz […]

  • Reply Plinio Nomellini: Los Macchiaioli y el Grupo Labronico | Trianarts junio 21, 2013 at 10:17 pm

    […] Zandomeneghi, Telemaco Signorini, Giuseppe De Nittis, Gaetano Previati, Giovanni Battista Segantini, Giacomo Balla y Giuseppe Pellizza da Volpedo entre otros. La corriente dio origen, entre el 1880 y el 1930, a la […]

  • Reply Giovanni Fattori: Líder de Los Macchiaioli y precursor del impresionismo | Trianarts noviembre 30, 2013 at 6:10 pm

    […] Telemaco Signorini, Giuseppe De Nittis, Gaetano Previati, Giovanni Battista Segantini, Giacomo Balla y Giuseppe Pellizza da Volpedo entre otros. La corriente dio origen, entre el 1880 y el 1930, a la […]

  • Reply Telemaco Signorini: Impresionismo de Los Macchiaioli | Trianarts diciembre 30, 2014 at 11:30 pm

    […] Zandomeneghi, Telemaco Signorini, Giuseppe De Nittis, Gaetano Previati, Giovanni Battista Segantini, Giacomo Balla y Giuseppe Pellizza da Volpedo entre otros. La corriente dio origen, entre el 1880 y el 1930, a la […]

  • Reply Silvestro Lega: Los Macchiaioli » Trianarts abril 9, 2015 at 12:37 am

    […] Telemaco Signorini, Giuseppe De Nittis, Gaetano Previati, Giovanni Battista Segantini, Giacomo Balla y Giuseppe Pellizza da Volpedo entre otros. La corriente dio origen, entre el 1880 y el 1930, a la […]

  • Deja un comentario