Literatura, Poesia

Miguel Hernández: Las cárceles

Diciembre 11, 2014

“…Adelanta, español, una tormenta
de martillos y hoces, ruge y canta.
Tu porvenir, tu orgullo, tu herramienta
adelanta…

MH

“Las cárceles”

I
Las cárceles se arrastran por la humedad del mundo,
van por la tenebrosa vía de los juzgados;
buscan a un hombre, buscan a un pueblo, lo persiguen,
lo absorben, se lo tragan.
No se ve, que se escucha la pena de metal,
el sollozo del hierro que atropellan y escupen:
el llanto de la espada puesta sobre los jueces
de cemento fangoso.

Allí, abajo la cárcel, la fábrica del llanto,
el telar de la lágrima que no ha de ser estéril,
el casco de los odios y de las esperanzas,
fabrican, tejen, hunden.

Cuando están las perdices más roncas y acopladas,
y el azul amoroso de fuerzas expansivas,
un hombre hace memoria de la luz, de la tierra,
húmedamente negro.

Se da contra las piedras la libertad, el día,
el paso galopante de un hombre, la cabeza,
la boca con espuma, con decisión de espuma,
la libertad , un hombre.

Un hombre que cosecha y arroja todo el viento
desde su corazón donde crece un plumaje:
un hombre que es el mismo dentro de cada frío,
de cada calabozo.

Un hombre que ha soñado con las aguas del mar,
y destroza sus alas como un rayo amarrado,
y estremece las rejas, y se clava los dientes
en los dientes del trueno.

II
Aquí no se pelea por un buey desmayado,
sino por un caballo que ve pudrir sus crines,
y siente sus galopes debajo de los cascos
pudrirse airadamente.

Limpiad el salivazo que lleva en la mejilla,
y desencadenad el corazón del mundo,
y detened las cárceles de las voraces cárceles
donde el sol retrocede.

La libertad se pudre desplumada en la lengua
de quienes son sus siervos más que sus poseedores.
Romped esas cadenas, y las otras que escucho
detrás de esos esclavos.

Esos que sólo buscan abandonar su cárcel,
su rincón, su cadena, no la de los demás,
Y en cuanto lo consiguen, descienden pluma a pluma,
enmohecen, se arrastran.

Son los encadenados por siempre desde siempre.
Ser libre es una cosa que sólo un hombre sabe:
Sólo el hombre que advierto dentro de esa mazmorra
como si yo estuviera.

Cierra las puertas, echa la aldaba, carcelero.
Ata duro a ese hombre: no le atarás el alma.
Son muchas llaves, muchos cerrojos, injusticias:
no le atarás el alma.

Cadenas, sí: cadenas de sangre necesita.
Hierros venosos, cálidos, sanguíneos eslabones,
nudos que no rechacen a los nudos siguientes
humanamente atados.

Un hombre aguarda dentro de un pozo sin remedio,
tenso, conmocionado, con la oreja aplicada.
Porque un pueblo a gritado ¡libertad!, vuela el cielo.
Y las cárceles vuelan.

Miguel Hernández

De: “El hombre acecha” (Libro que dedicó a Pablo Neruda)
Recogido en “Miguel Hernández – Obra Completa II”
Ed. Espasa – Clásicos
Edición publicada con motivo del centenario del nacimiento de Miguel Hernández en 2010.
ISBN: 978-84-670-3295-6 (del tomo II)

Miguel Hernández Gilabert nació en Orihuela, Alicante, el 30 de octubre de 1910.
Aunque tradicionalmente se le encuadra en la generación del 36, Miguel Hernández estuvo más próximo a la generación anterior, siendo considerado por Dámaso Alonso como “genial epígono de la generación del 27″.
En febrero de 2011, la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo de España denegó la posibilidad de un recurso extraordinario de revisión de la condena solicitado por la familia.
Murió el 28 de marzo de 1942, en la enfermería de la prisión alicantina, siéndole negado su traslado a un hospital para tratar la tuberculosis que padecía, y que contrajo como complicación, tras una bronquitis y un brote de tifus mal tratado. Eran las 5:32 de la madrugada del 28 de marzo de 1942; sólo tenía 31 años de edad.
Se dice que no pudieron cerrarle los ojos, sobre lo que él que fue su gran amigo Vicente Aleixandre, escribió una semblanza del poeta, de esta el fragmento final:

“… Quien lo necesitase a la hora del sufrimiento o de la tristeza, allí le encontraría, en el minuto justo. Silencioso entonces, daba bondad con compañía, y su palabra verdadera, a veces una sola, haría el clima fraterno, el aura entendedora, sobre la que la cabeza dolorosa podría reposar, respirar. El, rudo de cuerpo, poseía la infinita delicadeza de los que tienen el alma no sólo evidente, sino benevolente. Su planta en la tierra no era la del árbol que da sombra y refresca. Porque su calidad humana podía máss que todo su parentesco, tan hermoso con la naturaleza.
Era confiado y no aguardaba el daño. Creía en los hombres y esperaba en ellos. No se le apagó nunca, ni en el último momento, esa luz que por encima de todo, trágicamente, le hizo morir con los ojos abiertos.”
Fue enterrado en el nicho número 1009 del cementerio de Nuestra Señora del Remedio de Alicante, el día 30 de marzo.

También de Miguel Hernández en este blog:

“Miguel Hernández: Y qué buena es la tierra de mi huerto”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Cancionero y romancero de ausencias”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Llamo a la juventud”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Antes del odio”: AQUÍ

“Miguel Hernández: A Federico Garcia Lorca, Elegía primera”: AQUÍ

“Miguel Hernández: El último rincón”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Guerra”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Campesino de España”: AQUÍ

“Miguel Hernández: El labrador de más aire (Fragmento)”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Camposanto”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Madre España”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Hijo de la luz y de la sombra”: AQUÍ

“Miguel Hernández: En mi barraquica”: AQUÍ 

“Miguel Hernández: El Rayo que no cesa” AQUÍ 

“Miguel Hernández: El herido”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Hoy hace 70 años le murieron en Alicante – Nanas de la cebolla”: AQUÍ 

“Miguel Hernández: Soneto Final”: AQUÍ 

“Miguel Hernández: El silbo de afirmación en la Aldea”: AQUÍ

“Miguel Hernández, vivo en nuestra memoria: Huerto mio” AQUÍ 

“Miguel Hernández: Llamo al toro de España”: AQUÍ 

“Miguel Hernández: Vientos del pueblo” AQUÍ 

 “Miguel Hernández: Sentado sobre los muertos” AQUÍ 

“Miguel Hernández: Aceituneros (Andaluces de Jaén)”: AQUÍ 

“Miguel Hernández: “Poemas sociales de guerra y de muerte”: “Nuestra juventud no muere”: AQUÍ

“Miguel Hernández: España en ausencia”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Canción del esposo soldado, de Viento del pueblo”: AQUÍ

“Miguel Hernández: El hambre, de El hombre acecha”: AQUÍ

“Miguel Hernández: El niño Yuntero, de Viento del pueblo”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Sonreídme”: AQUÍ

“Miguel Hernández: Las cárceles, de El hombre acecha”: AQUÍ

Bibliografía:

Perito en lunas, Murcia, La Verdad – 1933 (Prólogo de Ramón Sijé).
Quién te ha visto y quién te ve y sombra de lo que eras – 1933.
El rayo que no cesa, Madrid, Héroe – 1936.
Viento del pueblo. Poesía en la guerra, Valencia, Socorro Rojo Internacional – 1937
El labrador de más aire, Madrid – Valencia, Nuestro Pueblo – 1937.
Teatro en la guerra – 1937.
El rayo que no cesa, Ediciones Héroe – 1936.
Seis poemas inéditos y nueve más, Alicante, Col. Ifach – 1951.
Obra escogida, Madrid, Aguilar – 1952 (Incluye poemas inéditos).
Cancionero y romancero de ausencias – 1938–1941 – Buenos Aires, Lautaro, 1958.
Antología, Buenos Aires, Losada – 1960 (Selec. y Prólogo de Mª de Gracia Ifach. Incluye poemas inéditos).
Obras completas, Buenos Aires, Losada – 1960.
Obra poética completa, Madrid, Zero – 1979
El hombre acecha, Santander, Diputación – 1981
24 sonetos inéditos, Alicante, Instituto de estudios Juan Gil-Albert, 1986 (Edición de José Carlos Rovira).
Miguel Hernández – Obra Completa – Edición conmemorativa del centenario del poeta – 2 Tomos – Ed. Espasa – Clásicos – 2010.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com Febrero 6, 2014 at 9:36 pm

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: “…Adelanta, español, una tormenta de martillos y hoces, ruge y canta. Tu porvenir, tu orgullo, tu herramienta adelanta…” MH “Las cárceles” I Las cárceles se arrastran por la humedad del mundo, van por la tenebr…

  • Reply Mi emocionado recuerdo a Miguel Hernández: Camposanto | Trianarts Marzo 28, 2014 at 2:31 am

    […] “Miguel Hernández: Las cárceles”: AQUÍ […]

  • Reply Pablo Guerrero: Poema de nadie | Trianarts Junio 8, 2014 at 12:02 am

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Olalla Castro: Ardimos juntas, de La vida en los ramajes | Trianarts Junio 14, 2014 at 4:51 pm

    […] Castro, ganadora del Premio Nacional de Poesía Fundación Cultural Miguel Hernández 2013, ha presentando hoy la obra ganadora de este certamen “La vida en los ramajes”, en […]

  • Reply Olalla Castro: A los pies del viejo roble | Trianarts Agosto 16, 2014 at 10:36 pm

    […] “La vida en los ramajes” Premio Nacional de Poesía Fundación Cultural Miguel Hernández en 2013. Ed. Devenir Poesía 2013© ISBN: […]

  • Reply Pablo Guerrero: A un amigo, in memoriam | Trianarts Agosto 30, 2014 at 10:59 pm

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Pablo Guerrero: En la herida del poniente, de ¿No son copos de nieve? | Trianarts Septiembre 25, 2014 at 11:56 am

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Pablo Guerrero: Madre de tantos oficios | Trianarts Noviembre 17, 2014 at 2:23 am

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Pablo Guerrero: Descendimientos | Trianarts Noviembre 26, 2014 at 4:15 pm

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Pablo Guerrero: La cuenca de la vida | Trianarts Diciembre 24, 2014 at 2:49 am

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Pablo Guerrero: Árboles de mimosas | Trianarts Enero 25, 2015 at 11:04 pm

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Olalla Castro: Inviernos | Trianarts Febrero 1, 2015 at 4:57 pm

    […] “La vida en los ramajes” Premio Nacional de Poesía Fundación Cultural Miguel Hernández en 2013. Ed. Devenir Poesía 2013© ISBN: […]

  • Reply Pablo Guerrero: Con una arena blanca | Trianarts Marzo 26, 2015 at 8:30 am

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Pablo Guerrero: El corazón olvidado » Trianarts Junio 24, 2015 at 11:12 pm

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Olalla Castro: Dicen que el rey es justo » Trianarts Julio 14, 2015 at 11:12 pm

    […] “La vida en los ramajes” Premio Nacional de Poesía Fundación Cultural Miguel Hernández en 2013. Ed. Devenir Poesía 2013© ISBN: […]

  • Reply Pablo Guerrero: La tarde de lo que tienes - Trianarts Agosto 29, 2015 at 5:26 pm

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Mi recuerdo a Pablo Guerrero: La copa concedida - Trianarts Octubre 18, 2015 at 2:10 am

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Reply Olalla Castro: Mujer-Fortaleza » Trianarts Diciembre 6, 2015 at 12:00 am

    […] “La vida en los ramajes” Premio Nacional de Poesía Fundación Cultural Miguel Hernández  2013. Ed. Devenir Poesía 2013© ISBN: […]

  • Reply Pablo Guerrero: Vientre - Trianarts Diciembre 15, 2015 at 12:20 am

    […] Olympia de París “Pablo Guerrero en el Olympia”. Pablo Guerrero puso música a la poesía de Miguel Hernández antes que J. M. Serrat en un disco cuyo título previsto era “Tierra”, que la censura de la […]

  • Deja un comentario