Pintura

Joaquim Vayreda: Escuela Paisajista de Olot

mayo 23, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Joaquim Vayreda

Joaquim Vayreda i Vila nació en Girona, el 23 de mayo de 1843.
Inició su formación en la Escuela Pública de dibujo de Olot, de la que era director Narcís Pascual i Sala.
En 1860 marchó a Barcelona para estudiar la carrera de Filosofía y Letras, y aprovechando el tiempo libre que ésta le permitía, para pintar.

Recibió clases, del entonces considerado como un revolucionario por su estilo, Ramón Martí Alsina, influenciado por los realistas franceses, y la pintura “au plain air” (al aire libre), que introdujo en Cataluña.
Colaboró con el maestro en su taller, y en él coincidió con los que serían sus grandes amigos: Modest Urgell, José Luis Pellicer y Josep Armet.

Fue influenciado por el maestro, y en esta época inició sus estudios de paisaje, que serían la base de toda su obra posterior; hasta entonces su producción fue fundamentalmente de temática religiosa y costumbrista.

Expuso por primera vez en 1865, en el Edificio para Exposiciones de Arte que estaba situado en el Paseo de Gracia de Barcelona, y el año siguiente lo haría en la Sala Parés, muestra que fue acogida con entusiasmo por la burguesía catalana del momento.

De 1871 a 1875 residió en Francia ampliando sus formación, posteriormente a causa de la tercera guerra carlista, volvió al país francés junto al también paisajista Josep Berga i Boix, esta vez como exiliado, instalándose en las comarcas catalanas del norte de los Pirineos.
En Ceret pintó varios cuadros que no vendió, ya que no tenía necesidades económicas, se dedicó fundamentalmente a realizar bocetos y estudios del paisaje.

A su vuelta, y tras la Restauración, la sociedad catalana había abandonado su demanda de obras religiosas y solicitaban obras realistas, de extrema claridad y muy detallista, fue el momento álgido de los paisajistas, en un principio sin grandes innovaciones, hasta la llegada de los seguidores de la Escuela de Barbizón, influenciados sobre todo por Camille Corot, con su “au plain air”, y los cambios atmosféricos y de luz que caracteriza este naturalismo con reminiscencias aún románticas.

En 1868, establecido de nuevo en su Girona natal, fundó del Centro Artístico de Olot, que sería el germen de la que sería conocida como Escuela Paisajista de Olot y que fue un referente de primer nivel del arte catalán, al margen de la Escuela de Barcelona.

La citada Escuela fue todo un referente e influencia en la generación siguiente, en la que estaban entre otros: Santiago Rusiñol, Eliseo Meifrén y Joaquín Mir.

Fue diputado provincial por Girona desd 1891 hasta su muerte.
Sin duda, toda su obra está influenciada por la pintura de la Escuela de Barbizon que conoció durante sus estancias en Francia, que en su obra más madura evolucionó hasta aproximarse al impresionismo.

Sus telas se caracterizan por sus espléndidos paisajes de hayedos o humedales de los alrededores de Olot, escenas rurales interpretadas con un estilo muy ágil, con detalles impresionistas, y en todas ellas, provistas de un gran lirismo; en su ambientación supo reflejar de madera magistral el contraluz, gracias a su transparente pincelada que lograba un magnífico realismo.

Murió en Olot, el 31 de octubre de 1894.
Antes de morir hizo donación de 21 lienzos al Museo de Barcelona que actualmente se pueden ver en el Museu Nacional d’Art de Catalunya.

*Entrada actualizada y ampliada el 23 de mayo de 2018.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.