Poesia

Jorge Luis Borges: La luna

abril 6, 2018

“… Una
memoria de algo que fue tuyo empieza
y se apaga …”

JL

“La Luna”

Cuenta la historia que en aquel pasado
Tiempo en que sucedieron tantas cosas
Reales, imaginarias y dudosas,
Un hombre concibió el desmesurado

Proyecto de cifrar el universo
En un libro y con ímpetu infinito
Erigió el alto y arduo manuscrito
Y limó y declamó el último verso.

Gracias iba a rendir a la fortuna
Cuando al alzar los ojos vio un bruñido
Disco en el aire y comprendió, aturdido,
Que se había olvidado de la luna.

La historia que he narrado aunque fingida,
Bien puede figurar el maleficio
De cuantos ejercemos el oficio
De cambiar en palabras nuestra vida.

Siempre se pierde lo esencial. Es una
Ley de toda palabra sobre el numen.
No la sabrá eludir este resumen
De mi largo comercio con la luna.

No sé dónde la vi por vez primera,
Si en el cielo anterior de la doctrina
Del griego o en la tarde que declina
Sobre el patio del pozo y de la higuera.

Según se sabe, esta mudable vida
Puede, entre tantas cosas, ser muy bella
Y hubo así alguna tarde en que con ella
Te miramos, oh luna compartida.

Más que las lunas de las noches puedo
Recordar las del verso: la hechizada
Dragon moon que da horror a la balada
Y la luna sangrienta de Quevedo.

De otra luna de sangre y de escarlata
Habló Juan en su libro de feroces
Prodigios y de júbilos atroces;
Otras más claras lunas hay de plata.

Pitágoras con sangre (narra una
Tradición) escribía en un espejo
Y los hombres leían el reflejo
En aquel otro espejo que es la luna.

De hierro hay una selva donde mora
El alto lobo cuya extraña suerte
Es derribar la luna y darle muerte
Cuando enrojezca el mar la última aurora.

(Esto el Norte profético lo sabe
Y tan bien que ese día los abiertos
Mares del mundo infestará la nave
Que se hace con las uñas de los muertos.)

Cuando, en Ginebra o Zürich, la fortuna
Quiso que yo también fuera poeta,
Me impuse. como todos, la secreta
Obligación de definir la luna.

Con una suerte de estudiosa pena
Agotaba modestas variaciones,
Bajo el vivo temor de que Lugones
Ya hubiera usado el ámbar o la arena,

De lejano marfil, de humo, de fría
Nieve fueron las lunas que alumbraron
Versos que ciertamente no lograron
El arduo honor de la tipografía.

Pensaba que el poeta es aquel hombre
Que, como el rojo Adán del Paraíso,
Impone a cada cosa su preciso
Y verdadero y no sabido nombre,

Ariosto me enseñó que en la dudosa
Luna moran los sueños, lo inasible,
El tiempo que se pierde, lo posible
O lo imposible, que es la misma cosa.

De la Diana triforme Apolodoro
Me dejo divisar la sombra mágica;
Hugo me dio una hoz que era de oro,
Y un irlandés, su negra luna trágica.

Y, mientras yo sondeaba aquella mina
De las lunas de la mitología,
Ahí estaba, a la vuelta de la esquina,
La luna celestial de cada día

Sé que entre todas las palabras, una
Hay para recordarla o figurarla.
El secreto, a mi ver, está en usarla
Con humildad. Es la palabra luna.

Ya no me atrevo a macular su pura
Aparición con una imagen vana;
La veo indescifrable y cotidiana
Y más allá de mi literatura.

Sé que la luna o la palabra luna
Es una letra que fue creada para
La compleja escritura de esa rara
Cosa que somos, numerosa y una.

Es uno de los símbolos que al hombre
Da el hado o el azar para que un día
De exaltación gloriosa o de agonía
Pueda escribir su verdadero nombre.

Jorge Luis Borges

De: “El hacedor”, 1960
Recogido en: “Jorge Luis Borges – Poesía Completa”
Ed. Lumen 2011©
ISBN: 978-84-264-1901–9

Jorge Francisco Isidoro Luis Borges nació en Buenos Aires, el 24 de agosto de 1899.
Está considerado uno de los eruditos más reconocidos del siglo XX.
Fue candidato al Premio Nobel de Literatura durante casi treinta años, que nunca le fue concedido por su posicionamiento político, al respecto, dijo entre otras muchas declaraciones respecto a sus ideas: “Quizás yo no sea más que un pacífico y silencioso anarquista que sueña con la desaparición de los gobiernos.”
Recibió numerosos e importantes premios y reconocimientos, entre otros:
1929. Con su libro “Cuaderno San Martín”, logró el segundo Premio Municipal de Poesía de Buenos Aires.
1944. Por “Ficciones” recibió de la Sociedad Argentina de Escritores (SADE) el Gran Premio de Honor.
1955. Fue elegido miembro de la Academia Argentina de Letras.
1956. Fue nombrado catedrático titular en la Universidad de Buenos Aires y recibió un Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Cuyo.
1961. Compartió con Samuel Beckett el Premio Internacional de Literatura (10 mil dólares), otorgado por el Congreso Internacional de Editores en Formentor, Mallorca. Fue condecorado por el presidente de Italia, Giovanni Gronchi, con la Orden de Commendatore.
1962. Recibió en Buenos Aires el Gran Premio del Fondo Nacional de las Artes. Recibió la insignia de Commandeur de l’Ordre des Lettres et des Arts del gobierno de Francia.
1963. En diciembre fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de los Andes, Colombia.
1964. El gobierno peruano le otorgó la Orden del Sol en el grado de Comendador. La revista francesa L’Herne le dedicó un número especial monográfico de homenaje, con numerosas colaboraciones nacionales y extranjeras.
1965. Recibió en Gran Bretaña la insignia de Caballero de la Orden del Imperio Británico, donde se le otorgó el título de Sir. Recibió la medalla de oro del IX Premio de Poesía de la ciudad de Florencia.
1966. La comuna de Milán le entregó el Premio Internacional Madonnina. La Fundación Ingram Merril de Nueva York le concedió su premio literario.
1968. Fue nombrado miembro de la Academia de Artes y Ciencias de los Estados Unidos. Recibió del gobierno de Italia las insignias de Gran Oficial de la Orden al Mérito de la República Italiana.
1970. La Fundación Bienal de San Pablo (Brasil) le otorgó el Premio Interamericano de Literatura Matarazzo Sobrinho (25 mil dólares), el más importante del país, durante el Primer Seminario de Literatura de las Américas. Se lo nombró miembro de ‘The Hispanic Society of America’, de Nueva York.
1971. Viajó a Estados Unidos para recibir los nombramientos de la American Academy of Art and Letter de Nueva York y del Instituto de Artes y Letras de Estados Unidos (INAL) como miembro honorario de ambas instituciones. En Israel recibió el Premio Jerusalén. Fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de Columbia, Nueva York. En abril viajó a Londres, invitado por el Instituto de Arte Contemporáneo que lo incorporó como miembro de su cuerpo docente. La Universidad de Oxford le confierió el título de Doctor Honoris Causa como Doctor en Letras.
1972. Viajó a Estados Unidos para recibir el Doctorado Honoris Causa en Humanidades por la Universidad de Michigan State, East Lansing, Míchigan. En septiembre se lo nombró miembro del Museo Judío de Buenos Aires.
1973. La Municipalidad de Buenos Aires lo declaró ciudadano ilustre. Viajó junto con Claude Hornos de Acevedo a España y México, donde recibió el Premio Internacional Alfonso Reyes.
1976. Recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de Cincinnati. En Chile, recibió el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Chile y la dictadura militar le condecoró con la Gran Cruz de la Orden al Mérito Bernardo O´Higgins.
1977. Recibió el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de La Sorbona. Le otorgó el mismo título la Universidad de Tucumán.
1978. Fue declarado ciudadano meritorio de Bogotá.
1979. La Academia Francesa lo distinguió con una medalla de oro. Recibió la Orden al Mérito de la República Federal Alemana y la Cruz Islandesa del Halcón en el grado de Comendador con estrella. Se le hizo un homenaje nacional en el Teatro Cervantes, con motivo de cumplir los ochenta años.
1980. Recibió el Gran Premio de la Real Academia Española, el Premio Cervantes, otorgado por el Ministerio de Cultura de España. Lo compartió con el poeta español Gerardo Diego. Recibió en París el Premio Mundial Cino Del Duca. Sandro Pertini, presidente de Italia, le entregó el Premio Balzan.
1981. Viajó a Estados Unidos, Puerto Rico y México, donde recibe el premio Ollin Yoliztli.
1983. En su última visita a España, recibió la Gran Cruz de la Orden de Alfonso X el Sabio. En París, el presidente Miterrand le hizo entrega de la Legión de Honor. Recogió en Estados Unidos el premio de la Fundación Ingersoll.
1984. En Sicilia recibió una rosa de oro como homenaje y símbolo de la sabiduría. Volvió a Estados Unidos, donde el editor italiano Ricci le entregó 84 libras esterlinas de oro, una por cada año de vida. Volvió a Italia, recibió de manos del presidente Pertini la Gran Cruz de la Orden al Mérito. Viajó a Marruecos y a Lisboa, donde fue condecorado.
1984. Obtuvo el Premio Konex de Brillante a la figura más importante de la historia de las Letras en Argentina, otorgado por la Fundación Konex.
Murió en Ginebra, el 14 de junio de 1986, siendo enterrado en el Cementerio de los Reyes, conocido como Cementerio de Plainpalais de Ginebra.

También de Jorge Luis Borges en este blog:

“Jorge Luis Borges: Alguien”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Junín”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Un lobo”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Historia de la noche”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: La noche de San Juan”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: El suicida”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: El sueño”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: El cómplice”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: El hambre”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Alhambra”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Edgar Allan Poe”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: De la diversa Andalucía”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: A mi padre”:

“Jorge Luis Borges: A un viejo poeta”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Yo”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: La Recoleta”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Ajedrez”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: La lluvia”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Adán es tu ceniza”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Las causas”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: La luna”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: A quien ya no es joven”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Los conjurados”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Amanecer”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Ni siquiera soy polvo”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Límites, de El otro, el mismo”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: A un poeta sajón”: AQUÍ

“J.L. Borges: Los dones”: AQUÍ 

“Jorge Luis Borges: Rosas”: AQUÍ 

“J.L. Borges: Despues de un tiempo”: AQUÍ 

“Jorge Luis Borges: Los espejos”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Elogio de la sombra”: AQUÍ 

“Jorge Luis Borges: El eterno candidato al Nobel”: AQUÍ 

“Jorge Luis Borges: El alquimista”: AQUÍ

“Jorge Luis Borges: Arte poética”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Los ritmos rojos (1918)
Fervor de Buenos Aires (1923)
Luna de enfrente (1925)
Cuaderno San Martín (1929)
El hacedor (1960)
El otro, el mismo (1964)
Para las seis cuerdas (1965)
Elogio de la sombra (1969)
El oro de los tigres (1972)
La rosa profunda (1975)
La moneda de hierro (1976)
Historia de la noche (1977)
Adrogué, con ilustraciones de Norah Borges (1977)
La cifra (1981)
Los conjurados (1985)

Antologías:

Antología personal (1961)
Nueva antología personal (1968)
Libro de sueños (1976)
Textos cautivos (1986)
Borges en el hogar (2000)

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.