Poesia

Paul Verlaine: Grotesco

enero 8, 2018

“… sin amor a la vida y temiendo a la muerte,
soy un barco perdido al azar de la suerte,
que se hundirá en la sima sin fondo cualquier día…”

PV

Mi recuerdo al poeta maldito en el aniversario de su muerte.

“Grotesco”

Sus piernas por toda montura,
Por todo bien el oro de sus miradas,
Por el camino de las aventuras
Marchan harapientos y huraños.

El prudente, indignado, los arenga;
El tonto compadece a esos locos aventurados;
Los niños les sacan la lengua
Y las chicas se burlan de ellos.

Son más que odiosos y ridículos,
Y maléficos, en efecto,
Y tienen el aire, en el crepúsculo,
De un mal sueño.

Y con sus agrias guitarras,
Crispando la mano de los liberados,
Canturrean unos aires extraños,
Nostálgicos y rebeldes

Y es, en fin, que sus pupilas
Ríe y llora – fastidioso-
El amor de las cosas eternas,
¡Viejos muertos y antiguos dioses!

Id, pues, vagabundos sin tregua,
Errad, funestos y malditos,
A lo largo de los abismos y de las playas
Bajo el ojo cerrado de los paraísos.

La naturaleza del mundo se aísla
Para castigar como es preciso
La orgullosa melancolía
Que te hace marchar con la frente alta,

Y, vengando en ti la blasfemia
De inmensas esperanzas vehementes,
Hiere tu frente de anatema.

Paul Verlaine

De: “Poemas saturnianos”, 1866.

Poema original en francés:

“Grotesques”

Leurs jambes pour toutes montures,
Pour tous biens l’or de leurs regards,
Par le chemin des aventures
Ils vont haillonneux et hagards.

Le sage, indigné, les harangue ;
Le sot plaint ces fous hasardeux ;
Les enfants leur tirent la langue
Et les filles se moquent d’eux.

C’est qu’odieux et ridicules,
Et maléfiques en effet,
Ils ont l’air, sur les crépuscules,
D’un mauvais rêve que l’on fait ;

C’est que, sur leurs aigres guitares
Crispant la main des libertés,
Ils nasillent des chants bizarres,
Nostalgiques et révoltés ;

C’est enfin que dans leurs prunelles
Rit et pleure – fastidieux –
L’amour des choses éternelles,
Des vieux morts et des anciens dieux !

– Donc, allez, vagabonds sans trêves,
Errez, funestes et maudits,
Le long des gouffres et des grèves,
Sous l’oeil fermé des paradis !

La nature à l’homme s’allie
Pour châtier comme il le faut
L’orgueilleuse mélancolie
Qui vous fait marcher le front haut,

Et, vengeant sur vous le blasphème
Des vastes espoirs véhéments,
Meurtrit votre front anathème
Au choc rude des éléments.

Les juins brûlent et les décembres
Gèlent votre chair jusqu’aux os,
Et la fièvre envahit vos membres,
Qui se déchirent aux roseaux.

Tout vous repousse et tout vous navre,
Et quand la mort viendra pour vous,
Maigre et froide, votre cadavre
Sera dédaigné par les loups!

Paul Verlaine

Paul Marie Verlaine nació en Metz, Francia,el 30 de marzo de 1844.
Poeta perteneciente, y uno de los máximos exponentes del movimiento simbolista en Francia.
Fue un asiduo de los cafés y salones literarios de la capital francesa, y en 1866 tomó parte en el primer Parnaso contemporáneo publicando los “Poemas saturnianos”, en los que es clara la influencia de Charles Baudelaire.
Poco después de casarse con Mathilde Mauté, conoció a Arthur Rimbaud, dando un vuelco radical a su vida, éste se mudó a vivir con ellos, y poco después se convirtieron en amantes, con el consiguiente escándalo de la sociedad parisina; Verlaine abandonó a su esposa, y junto a Rimbaud, se trasladaron a Londres.
En la capital británica compartieron una pasional historia de amor con continuos encuentros y desencuentros, tormentosa relación que junto a su vida bohemia, afición a la absenta y desequilibrio nervioso, terminaron por debilitar la salud de Verlaine.
En 1873, durante un viaje de ambos a Bruselas, Verlaine disparó a Rimbaud, hiriéndole, siendo condenado a dos años de cárcel.
En prisión se convirtió al catolicismo y escribió “Romanzas Sin Palabras”, 1874.
Cuando fue puesto en libertad, regresó a Inglaterra y más tarde a Rethel, donde trabajó como profesor.
En 1883 publicó en la revista Lutèce, la primera serie de los “Poetas malditos”, en los que incluía a Stéphane Mallarmé, Tristan Corbière, y Arthur Rimbaud.
Desde 1887, su fama que había ido creciendo, no impidió que cayera en una profunda miseria. Su obra de esos años, apenas le dieron para comer, siendo una época en la que pasó la mayor parte del tiempo el tiempo entre el café y el hospital.
En 1894, fue elegido “Príncipe de los Poetas” y le fue concedida una pensión del estado.
Murió prematuramente en París, con sólo 51 años de edad, el 8 de enero de 1896. Está enterrado en el cementerio de Batignolles de París.
Al día siguiente de su entierro, varias personas que presenciaban el cortejo cuentan un hecho curioso: “La estatua de la Poesía, ubicada en la plaza de la Ópera, perdió un brazo, que se rompió junto con la lira que sujetaba, en el momento en que el coche fúnebre de Verlaine pasaba por allí.”
Está considerado una figura prominente de la corriente simbolista, entre los que se encuentran también su amante Rimbaud y el poeta Stéphane Mallarmé.

También de Paul Verlaine en este blog:

“Paul Verlaine: Canción de otoño”: AQUÍ

“Paul Verlaine: Serenata”: AQUÍ

“Paul Verlaine: Mille et tre”: AQUÍ

“Paul Verlaine: Las conchas”: AQUÍ

“Paul Verlaine: Ya que el alba crece…”: AQUÍ

“Paul Verlaine: Mi sueño”: AQUÍ

“Paul Verlaine: Pradera”: AQUÍ

“Paul Verlaine: Coloquio sentimental de “: AQUÍ

“Paul Verlaine: Tú crees en el ron del café…”: AQUÍ

“Paul Verlaine: El Principe de los Poetas – Soñé contigo esta noche…”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Poemas saturnianos (1866)
Los amigos (1867)
Fiestas galantes (1869)
La Buena canción (1870)
Romanzas sin palabras (1874)
Sabiduría (1880)
Antaño y hogaño (1884)
Primavera (1886)
Amor (1888)
À Louis II de Bavière (1888)
Paralelamente (1889)
Dedicatorias (1890)
Mujeres (1890)
Hombres (1891)
Sensatez (1891)
Canción para ellas (1891)
Liturgias íntimas (1892)
Elegías (1893)
Odas en su honor (1893)
En los limbos (1894)
Epigramas (1894)
Ca (1896)
Invectivas (1896)
Biblio-sonetos (1913)
Obras olvidadas (1926–1929).

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.