Pintura

Achille Laugé: Puntillismo y almendros en flor

enero 25, 2016

Clic en la imagen para ver más obras

Achille Laugé

Nació en Arzens, Aude, Francia, el 29 de abril 1861.
Perteneciente a una familia campesina, que quería que Aquiles fuera farmacéutico, logró convencer a sus padres para iniciar sus estudios de pintura en la Escuela de Bellas Artes de Toulouse, a la que asistió de 1876 a 1881, mientras trabajaba como mancebo en una farmacia.

En la Escuela coincidió con Antoine Bourdelle, Henri Martin y Enrique Marre.
En 1882 se trasladó a París, ingresando en L’Ecole de Beaux Arts, en la que permaneció 4 años, siendo discípulo  de Alexandre Cabanel y el de Jean-Paul Laurens.

En la capital francesa se reencontró con Bourdelle y entabló amistad con Aristide Maillol, con ambos mantendría una gran amistad durante toda su vida. El primero le acogió en su ático de la rue Bonaparte, y compartió taller con Maillol en la rue de Sèvres.

Vivió ocho años en París, tiempo en el que fue influenciado por los postimpresionistas, principalmente por los puntillistas Georges Seurat y Paul Signac, y por Camille Pissarro.

Por tanto abandonó las enseñanzas academicistas para sumarse al divisionismo y el puntillismo.
Ya de vuelta a su tierra natal, se instaló inicialmente en Carcassonne, donde pintó sus calles y jardines e hizo fuertes lazos de amistad.

En 1981 se casó con Mary Agnes Boyer, la pareja tuvo cuatro hijos.
En 1894 mostró tres cuadros en el Salón de los Independientes, aunque la crítica no le fue favorable.

Ese mismo año se realizó una muestra con varios cuadros presentados en el citado Salón, en la que se colgaron cuadros, además de los de Laugé , de Louis Anquetin, Pierre Bonnard, Maurice Denis, Henri-Gabriel Ibels, Paul René, Georges Hermann, Maxime Maufra, Roussel, Paul Sérusier, Henri de Toulouse-Lautrec, Felix Valloton y Édouard Vuillard.

Tras la muerte de su padre, se trasladó a Cailhau en la región de Razes, lugar al que acudía a pintar con frecuencia.
En Cailhau ecogió llevar una vida sencilla, siendo ayudado por el pueblo a construir una modesta casa, “Alouette”, alrededor de esta encontró su mejor fuente de inspiración, pintando habitualmente “au plain air” (al aire libre).

Compaginó en su técnica el óleo y el pastel, aunque a veces necesitaba terminar sus trabajos en el taller, dada la meticulosidad y el tiempo que necesitaba el puntillismo.

En 1900 envió al Salón de la Société Nationale des Beaux-Arts su pintura “Frente a la ventana”, una escena con dos figuras y flores con un paisaje de fondo, pero fue rechazada, como igualmente pasó en el Salón de Otoño.

Cansado de sus fracasos en las exposiciones oficiales, comenzó a exhibir sus cuadros en locales y comercios.
Sobre 1905, y consciente de la ya desfasada técnica que practicaba, adoptó un estilo menos detallista, más libre y con una paleta de colores más rica.

Además de continuar pintando en Cailhau, lo hizo también en Alet, en Collioure, y en Toulouse, en ocasiones volvió al puntillismo, pero siempre logrando transmitir en sus obras la atmosfera de la naturaleza, su gran pasión.

Un tema recurrente en sus paisajes fueron las escenas de campos en primavera y con almendros en flor.
Murió en Cailhau, Aude, el 2 junio 1944.



*Entrada actualizada y ampliada el 25 de enero de 2016.

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com enero 25, 2016 at 4:22 am

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Achille Laugé Laugé: Puntillismo y almendros en flor La entrada Achille Laugé: Puntillismo y almendros en flor aparece primero en Trianarts.

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.