Poesia

Oliverio Girondo: ¡Azotadme!

enero 24, 2018

«En lo alto de esas cumbres agobiantes
hallaremos laderas y peñascos,
donde yacen metales, momias de alga…»

OG

Mi recuerdo al poeta argentino en el aniversario de su muerte.

«¡Azotadme!»

¡Azotadme!
Aquí estoy,
¡azotadme!
Merezco que me azoten.
No lamí la rompiente,
la sombra de las vacas,
las espinas,
la lluvia;
con fervor,
durante años;
descalzo,
estremecido,
absorto,
iluminado.
No me postré ante el barro,
ante el misterio intacto
del polen,
de la cama,
del gusano,
del pasto;
por timidez,
por miedo,
por pudor,
por cansancio.
No adoré los pesebres,
las ventanas heridas,
los ojos de los burros,
los manzanos,
el alba;
sin restricción,
de hinojos,
entregado,
desnudo,
con los poros erectos,
con los brazos al viento,
delirante,
sombrío;
en comunión de espanto,
de humildad,
de ignorancia,
como hubiera deseado…
¡como hubiera deseado!

Oliverio Girondo

Oliverio Girondo nació en Buenos Aires, el 17 de agosto 1891, en el seno de una familia adinerada, que le procuró muy buena formación en los mejores centros educativos de Europa.
Estudió Derecho, y muy pronto, entró en contacto con los poetas exponentes de la vanguardia europea.
Publicó en 1922 su primer libro de poemas, “Veinte poemas para ser leídos en el tranvía”, seguidos luego por “Calcomanías” en 1925, “Espantapájaros” en 1932, “Persuasión de los días”, en 1942, “Campo nuestro”, en 1946 y “En la masmédula” en 1954, obra que constituye en su trabajo más audaz en el campo de la poesía.
Mantuvo una estrecha amistad en la primera mitad de le década de 1930, con Pablo Neruda y Federico García Lorca, que en aquella época residían en Buenos Aires, y con Salvador Dali, Rafael Alberti y Ramón Gómez de la Serna
Al iniciarse la década de 1950, guiado por su interés en las artes plásticas, incursionó en la pintura con una marcada tendencia surrealista, gracias a su profundo conocimiento de la pintura francesa.
En 1961 sufrió un grave accidente que le disminuyó sus condiciones físicas.
En 1965 viajó por última vez a Europa.
Murió en Buenos Aires, el 24 de enero de 1967.

También de Oliverio Girondo en este blog:

«Oliverio Girondo: Alhambra»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Visita»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Cansancio»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Lo que esperamos»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Apunte callejero»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: ¡Azotadme!»:AQUÍ

» Oliverio Girondo: Hazaña»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Vuelo sin orillas»: AQUÍ

«Oliverio Girondo: Que los ruidos te perforen los dientes…»: AQUÍ

«Calle de las Sierpes de Oliverio Girondo»: AQUÍ

«Poesía Erótica: Poema 12 de Oliverio Girondo»: AQUÍ

Bibliografía poética:

Veinte poemas para leer en el tranvía – 1922
Calcomanías – 1925
Espantapájaros – 1932
Persuasión de los días – 1942
Campo nuestro – 1946
En la masmédula – 1953

*La imagen es de Karin Schranz

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com agosto 2, 2012 at 11:13 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com:   “En lo alto de esas cumbres agobiantes hallaremos laderas y peñascos, donde yacen metales, momias de alga…” “¡Azotadme!” ¡Azotadme! Aquí estoy, ¡azotadme! Merezco que me azoten. No lamí la rompiente, la som……

  • Reply Oliverio Girondo: Que los ruidos te perforen los dientes… » Trianarts | Trianarts abril 21, 2013 at 1:30 pm

    […] “Oliverio Girondo: ¡Azotadme!”: AQUÍ  […]

  • Reply Poesía Erótica: Poema 12 de Oliverio Girondo | Trianarts mayo 18, 2013 at 10:52 pm

    […] “Oliverio Girondo: ¡Azotadme!”:AQUÍ […]

  • Reply Cansancio: Oliverio Girondo | Trianarts mayo 18, 2013 at 10:57 pm

    […] “Oliverio Girondo: ¡Azotadme!”:AQUÍ […]

  • Reply Oliverio Girondo: Lo que esperamos… | Trianarts julio 18, 2013 at 12:33 am

    […] “Oliverio Girondo: ¡Azotadme!”: AQUÍ  […]

  • Reply Mi recuerdo a Oliverio Girondo: Alhambra - Trianarts agosto 17, 2015 at 5:30 pm

    […] “Oliverio Girondo: ¡Azotadme!”:AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.