Pintura

Rudolf Zender: El Grupo de Winterthur

septiembre 6, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

Rudolf Zender

Nació en Rüti, cantón de Zurich, el 27 de junio 1901.
Artista gráfico y dibujante, está considerado como uno de los más notables representantes de la pintura suiza y uno de los artistas más importantes del siglo XX en Winterthur.
Practicó el óleo, la acuarela, el lápiz, el grabado y la litografía.

Según su propio testimonio, Bissière, Kirchner y Auberjonois fueron los artistas que más influyeron en él, siendo la de Ernst Ludwig Kirchner, la más objetivable.

Uno de sus principios era la composición de la pintura para hacer salir: “Une valeur est l’intensité de la lumière exprimée par la couleur”. Fue fiel a este teorema de Bissière durante toda su vida.

Junto con sus contemporáneos Max Gubler y Varlin , mantuvo durante toda su carrera un enfrentamiento con la pintura francesa y el expresionismo alemán, dando carácter a la pintura suiza de ese tiempo.

Fue fiel a imágenes poco espectaculares, el entorno y la vida cotidiana, fue siempre objetiva y fácil de entender. Sus paisajes están llenos de sensibilidad a la atmósfera, y utiliza magistralmente los matices sutiles de la luz.

La temática casi total de su obra fueron los trenes en París, las barcazas en el agua en movimiento del Sena, la estación de metro gente corriendo… Cuando llovía realizaba en su taller naturalezas muertas.

En 1908 se trasladó junto a su familia a Winterthur donde comenzó sus clases escolares, haciéndose miembro de la fraternidad Vitodurania, a la que estaría vinculado toda su vida.

Hijo de un maestro y una costurera, sintió interés por el arte a través de la colección de su padre, de su compañera de colegio Lisa Hahnloser y de los coleccionistas Arthur y Hedy Hahnloser-Bühler.

Tras graduarse en 1920 para complacer a sus padres, cursó estudios de Historia en Zurich y Heidelberg: en Heidelberg se sentía más libre y comnnzó a asistir a cursos de arte, especialmente de dibujo, acudiendo cada vez menos a sus clases en la universidad.
En 1922 murió su madre, y tras unos cursos para maestros, logró un puesto como un maestro de escuela secundaria.

Pudo ahorrar y viajar a Frankfurt, donde practicó el dibujo del desnudo y el paisaje en Stadel .
Poco después realizó su primer viaje a París, donde se sintió hechizado por luz y la atmósfera de la ciudad, lo que determinó su decisión de dedicarse por completo a la pintura.

Gracias a una beca de la ciudad de Winterthur, volvió a París para recibir clases, inicialmente de Roger Bissière , un estudiante de Georges Braque , en la Académie Ranson; tras medio año Bissière le invitó a dejar sus clases diciéndole que no podía enseñarle nada más.

Conoció al pintor Charles Montag, que le acogió en sus casa que estaba en medio de un gran parque en Meudon, le proporcionó un estudio en el que había mucha humedad, lo que le ocasionó a Zender una grave dolencia pulmonar, en 1925, que precisó de un internamiento en Davos -Clavadel.

En los alrededores del sanatoriotrabajaba Ernst Ludwig Kirchner, con el que Zender entabló una buena amistad, este encuentro junto con la experiencia con Bissière fueron quizá los más importantes para su carrera, para él, aunque para él, en la paleta violenta de Kirchner, el uso de la luz y el color que éste utilizaba, eran incompatibles.

Una nueva beca, esta vez de la Asociación de Arte de Winterthur, le llevó de nuevo a Francia, esta vez a Auvernia y la Provenza .
En 1929 exhibió por primera vez en el Salón de Otoño.
En 1931 se casó con Gertrud Kyburz, de Winterthur, tras lo que compraron una modesta casa de Mitheuil, Coulommiers, donde pasaban los veranos.

En 1932 se unió al grupo de Artistas de Winterthur, con los que expuso en su primera muestra en el Kunstmuseum Winterthur, donde logró el reconocimiento de público y crítica.

En 1943 estuvo pintando durante unas semanas con René Victor Auberjonois, en Sion, siendo éste la tercera influencia conocida del pintor.

En 1957 la ciudad de Winterthur dedicó una gran exposición en su homenaje, en la que además se mostraron obras de Otto Bänninger.

A finales de la década de 1950 Zender estuvo pintando acuarelas en la Toscana y en Roma, de ellas es magnífica una serie de ellas, realizadas en gran formato del Foro Romano.

En sus últimos años pasó los meses de invierno en Ascona, donde pintó sus últimas acuarelas.
En Winterthur con sus últimas fuerzas pintó algunos óleos, con título, fecha y, a veces algunas frases.
Murió en Winterthur, el 24 de noviembre de de 1988.

*Entrada actualizada y ampliada el 6 de septiembre de 2017.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.