Poesia

André Bretón: Guerra

enero 7, 2015

“…Una bocanada de menta fue cuando iba yo a cumplir veinte años
Ante mí el camino hipnótico con una mujer
sombriamente dichosa.”

AB

“Guerra”

Yo miro a la Bestia mientras se lame
Para confundirse mejor con todo lo que le rodea
Sus ojos color de oleaje
De súbito son la charca de donde sale la ropa sucia de los detritus
La charca que detiene siempre al hombre
Con su pequeña plaza de la Opera en el vientre
Pues la fosforescencia es la clave de los ojos de la Bestia
Que se lame
Y su lengua
Asestada no se sabe nunca de antemano hacia dónde
Es una encrucijada de hoguera
Desde debajo de ellas contempla su palacio hecho de lámparas metidas en sacos
Y bajo la bóveda azul de rey contemplo
Arquillos desdorados en perspectiva uno metido en otro
Mientras corre el aliento hecho con la generalización hasta el
Infinito de uno de eso miserables con el torso desnudo
Que se presentan en la plaza pública tragando antorchas
De petróleo entre su agria lluvia de monedas
Las pústulas de la bestia resplandecen con esas hecatombes de
Jóvenes con los cuales se hacía el Número
Los flancos protegidos para las reverberantes escamas que son los ejércitos
Inclinados cada uno de los cuales gira a la perfección sobre su bisagra
Aunque ellos dependen de unos de otros no menos que los gallos
Que se insultan en la aurora de estercolero a estercolero
Se pone de relieve el defecto de la conciencia pero sin embargo
Algunos se obstinan en sostener que va a amanecer
La puerta quiero decir la Bestia se lame bajo el ala
Y convulsionándose de risa se ven a los rateros al fondo de una taberna
El espejismo con el cual se había fabricado la bondad se resuelve
En un yacimiento de mercurio
Podría muy bien lamerse de un solo golpe
He creído que la Bestia se revolvía hacia mí he vuelto a ver la suciedad del relámpago
Qué blanca es en sus membranas en el claro de sus bosques de
Abedules donde se organiza la vigilancia
En los cordajes de su barcos en cuya proa se hunde una mujer
Que el cansancio del amor ha engalanado con su antifaz verde
Falsa alarma la Bestia guarda sus garras en una corona eréctil alrededor de sus senos
Trato de no vacilar demasiado cuando ella menea la col
Que es a la vez carroza biselada y latigazo
Entre el calor sofocante de la cicindela
Desde su litera manchada de sangre negra y de oro la luna afila
Uno de su cuernos en el árbol entusiasta del agravio
Halagada
La Bestia se lame el sexo no he dicho nada.
.
André Breton

Poema original en francés:

“Guerre”

Je regarde la Bête pendant qu’elle se lèche
Pour mieux se confondre avec tout ce qui l’entoure
Ses yeux couleur de houle
A l’improviste sont la märe tirant à elle le linge sale les détritus
Celle qui arrête toujours l’homme
La mare avec sa petite place de l’Opéra dans le ventre
Car la phosphorescence est la clé des yeux de la Bête
Qui se lèche
Et sa langue
Dardée on ne sait à l’avance jamais vers où
Est un carrefour de fournaises
D’en dessous je contemple son palais
Fait de lampes dans des sacs
Et sous la voûte bleu de roi
D’arceaux dédorés en perspective l’un dans l’autre
Pendant que court le soufflé fait de la generalisation a l’infini de celui de ces misérables le
torse nu qui se produisent sur la place publique avalant des torches à pétrole dans une aigre
pluie de sous
Les pustules de la Bête resplendissent de ces hécatombes de jeunes
gens dont se gorge le Nombre
Les flancs protéges par les miroitantes écailles que sont les armées
Bombées dont chacune tourne à la perfection sur sa charnière
Bien qu’elles dépendent les unes des autres non moins que les coqs
qui s’insultent à l’aurore de furnier à furnier
On touche au défaut de la conscience pourtant certains persistent àsoutenir que le jour va
naître
La porte j’ai voulu dire la Bête se lèche sous l’aile
Et l’on voit est-ce de rire se convulser des filous au fond d’une taverne
Ce mirage dont on avait fait la bonté se raisonne
C’est un gisement de mercure
Cela pourrait bien se lapper d’un seul coup
J’ai cru que la Bête se tournait vers moi j’ai revu la saleté de l’éclair
Qu’elle est blanche dans ses membranes dans le délié de ses bois debouleaux où s’organisele guet

Dans les cordages de ses vaisseaux à la proue desquels plonge une femme que les fatigues
de l’amour ont parée d’un loup vert
Fausse alerte la Bête garde ses griffes en couronne érectile autourdes seins
J’essaie de ne pas trop chanceler quand eile bouge la queue
Qui est à la fois le carrosse biseauté et le coup de fouet
Dans l’odeur suffocante de cicindèle
De sa litière souillee de sang noir et d’or vers la lune elle aiguise une de ses cornes à l’arbre
enthousiaste du grief
En se levant avec des langueurs effrayantes
Fiattée
La Bête se lèche le sexe je n’ai rien dit.

André Breton

André Bretón nació en Tinchebray, Francia, el 19 de febrero de 1896.
Escritor, poeta, ensayista y teórico del Surrealismo literario, está reconocido como el fundador y principal exponente de este movimiento artístico.
Tras participar en la Primera Guerra Mundial, entró en contacto con el mundo del arte, inicialmente tras conocer a Paul Valéry  y después con el grupo dadá, en 1916.
En el transcurso de la guerra, trabajó en varios hospitales psiquiátricos en los que pudo conocer y estudiar los trabajos y tesis experimentales de Sigmund Freud sobre la la escritura automática (escritura libre de todo control de la razón y de preocupaciones estéticas o morales), conocimientos que serían la base sobre la que formuló la teoría surrealista.
En 1920 publicó su primer libro: “Los campos magnéticos”, en colaboración con Philippe Soupault, en el exploraban las posibilidades de la escritura automática. Al año siguiente rompió con Tristan Tzara, el fundador del movimiento dadá.
Fundó junto a Louis Aragon y Philippe Soupault la revista “Littérature”.
En 1924 escribió el Manifiesto del surrealismo y junto a él se formó el grupo que formaron junto a él, Philippe Soupault, Louis Aragon, Paul Éluard, René Crevel, Michel Leiris, Robert Desnos, y Benjamin Perét.
Pronto el movimiento se aproximó a la política, y en 1927, junto a Aragon y Éluard y Breton se afilia al Partido Comunista francés.
En 1928 publicó en París “El surrealismo y la pintura”.
En 1935 abandonó el partido al comprobar la imposibilidad de unir la búsqueda de la libertad absoluta de los surrealistas con el realismo socialista que veía al arte como instrumento de propaganda de sus ideas.
Como persona fue muy controvertido, Octavio Paz, que le conoció a Breton al llegar a París en 1946, contaba que el fundador del surrealismo tenía dos caras, por una parte era tremendamente vitalista, honesto y carismático, pero por otro, muy intransigente.
Esta intransigencia le hizo ganar el apodo de “papa del surrealismo”, por la forma obsesiva con la que defendía los principios del movimiento, castigando con la expulsión a aquellos que se disentían de su principios morales o artísticos.
Entre los que expulsó, estaban: Roger Vitrac, Philippe Soupault, Antonin Artaud, Robert Desnos y Salvador Dalí, al que llamaba “Ávida Dollars” (anagrama de su nombre).
Marcel Duchamp sin embargo le dedicó estas palabras: “No he conocido a ningún hombre que tuviera mayor capacidad de amor, mayor poder de amar la grandeza de la vida, y no se entenderían sus odios si no fuera porque con ellos protegía la cualidad misma de su amor por la vida, por lo maravilloso de la vida.”
Cuando se inició la Segunda Guerra Mundial, sabiéndose vigilado por el gobierno de Vichy, se exilió a Estados Unidos, volviendo a París en 1946.
Murió en el hospital Lariboisière de París, el 28 de septiembre de 1966. Fue enterrado en el cementerio de Batignolles, a pocos metros de la tumba de su amigo Benjamin Péret.
Su poesía, recopilada en “Poemas”, de 1948, nos muestra la influencia de entre otros: Arthur Rimbaud, Stéphane Mallarmé, Paul Valéry, y Guillaume Apollinaire.

También de André Breton en este blog:

“André Breton: Nudo de espejos”: AQUÍ

“André Bretón: Habrá”: AQUÍ

“André Bretón: Siempre”: AQUÍ

André Bretón: Todavía me escucho hablar: AQUÍ

“André Breton: Pleno margen”: AQUÍ

“André Breton: Me dicen que allá lejos…”: AQUÍ

“André Breton: Silueta de paja”: AQUÍ

“André Breton: Siempre por primera vez”: AQUÍ

“André Breton: Girasol”: AQUÍ

“André Breton: No ha lugar”: AQUÍ

“André Breton: Silueta de paja”: AQUÍ

“André Breton: Todo paraíso no está perdido”: AQUÍ

“André Breton: La unión libre”: AQUÍ

“André Breton: El Marqués de Sade”: AQUÍ

Bibliografía:

Ensayos:

Los pasos perdidos (1924).
Manifiesto surrealista (1924, 1930, 1946).
El Surrealismo y la pintura (1928)
Segundo manifiesto (1929).
Antología del humor negro (1940)
Prolegómenos a un tercer manifiesto o no (1942).
Delito Flagrante (1949)
El Surrealismo a través de sus obras (1954)

Poesía:

Poemas I:

Monte de piedad (1919). (Mont de pieté)
Los campos magnéticos (1920). (Les champs magnetiques)
Claro de tierra (1923). (Clair de Terre)
Pez soluble. (Poisson soluble)
La unión libre. (L´union libre)
El revólver de cabellos blancos. (Le revolver a cheveaux blancs)
Violeta Nozieres
El aire del agua (1934). (L´air de l´eau)

Poemas II: – 1935-1940

Pleamargen (Pleine marge):

Fata Morgana 1940-1943
Los estados generales. (Les etats generaux)
Xenófilos. (Xenophile)
Oda a Charles Fourier. (Ode a Charles Fourier)
Olvidados. (Oublies)
Otras obras[editar · editar código]
Nadja (1928)
Los vasos comunicantes (1932)
Point du jour (1934)
El amor loco (1937). (L´amour fou)
Arcane 17 (1944)
La llave de los campos (1953)
Ella
El Quijote (1954)

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com octubre 5, 2012 at 1:12 pm

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: “…Una bocanada de menta fue cuando iba yo a cumplir veinte años Ante mí el camino hipnótico con una mujer sombriamente dichosa.” “Guerra” Miro a la Bestia mientras se lame Para confundirse mejor con todo lo que l……

  • Reply Grégoire Michonze: Figurativismo próximo al naif | Trianarts agosto 1, 2013 at 11:21 pm

    […] pronto conoce a Max Ernst que le presenta al grupo de surrealistas, hace amistad sobre todo con André Breton , Paul Éluard , Yves Tanguy y André Masson. Entra en L’École des Beaux-Arts, y durante este […]

  • Reply Francis Picabia y las vanguardias del siglo XX | Trianarts noviembre 30, 2013 at 12:19 pm

    […] surrealista, y a su regreso a Paris, funda una nueva revista: “391″, en compañía de André Breton. En 1917, entra de lleno en el dadaismo, influenciado por la obra de Tristan […]

  • Reply André Breton: No ha lugar | Trianarts enero 23, 2014 at 10:17 pm

    […] “André Bretón: Guerra”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Fiestas del hambre | Trianarts agosto 3, 2014 at 3:30 am

    […] posteriores, entre ellos: en poetas franceses posteriores, también en los surrealistas, como André Bretón, Pier Paolo Pasolini, y Joe Strummer, e incluso en los poetas […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Los cuervos | Trianarts septiembre 21, 2014 at 1:24 pm

    […] Ejerció una fuerte influencia sobre poetas posteriores, entre ellos,  los surrealistas, como André Bretón, Pier Paolo Pasolini, y Joe Strummer,  incluso en algunos de los poetas […]

  • Reply Mi recuerdo a André Breton: Siempre por primera vez | Trianarts septiembre 28, 2014 at 12:48 am

    […] “André Bretón: Guerra”: AQUÍ […]

  • Reply Recordando a Arthur Rimbaud: Las hermanas de caridad | Trianarts octubre 20, 2014 at 12:51 am

    […] Ejerció una fuerte influencia sobre poetas posteriores, entre ellos,  los surrealistas, como André Bretón, Pier Paolo Pasolini, y Joe Strummer,  incluso en algunos de los poetas […]

  • Reply Arthur Rimbaud: El barco ebrio | Trianarts diciembre 17, 2014 at 2:00 pm

    […] Ejerció una fuerte influencia sobre poetas posteriores, entre ellos,  los surrealistas, como André Bretón, Pier Paolo Pasolini, y Joe Strummer,  incluso en algunos de los poetas […]

  • Reply Recordando a André Breton: Silueta de paja | Trianarts febrero 19, 2015 at 12:55 am

    […] “André Bretón: Guerra”: AQUÍ […]

  • Reply André Breton: Me dicen que allá lejos… » Trianarts abril 17, 2015 at 7:57 pm

    […] “André Bretón: Guerra”: AQUÍ […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Hambre - Trianarts agosto 12, 2015 at 10:54 pm

    […] Ejerció una fuerte influencia sobre poetas posteriores, entre ellos,  los surrealistas, como André Bretón, Pier Paolo Pasolini, y Joe Strummer,  incluso en algunos de los poetas […]

  • Reply Recordando a André Bretón: Todavía me escucho hablar... - Trianarts septiembre 27, 2015 at 11:11 pm

    […] “André Bretón: Guerra”: AQUÍ […]

  • Reply Mi recuerdo a Arthur Rimbaud: Angustia - Trianarts octubre 19, 2015 at 11:04 pm

    […] Ejerció una fuerte influencia sobre poetas posteriores, entre ellos,  los surrealistas, como André Bretón, Pier Paolo Pasolini, y Joe Strummer,  incluso en algunos de los poetas […]

  • Reply Recordando a Arthur Rimbaud: Alquimia del verbo - Trianarts noviembre 10, 2015 at 12:09 am

    […] Ejerció una fuerte influencia sobre poetas posteriores, entre ellos,  los surrealistas, como André Bretón, Pier Paolo Pasolini, y Joe Strummer,  incluso en algunos de los poetas […]

  • Reply Arthur Rimbaud: Ofelia - Trianarts diciembre 12, 2015 at 7:03 pm

    […] Ejerció una fuerte influencia sobre poetas posteriores, entre ellos,  los surrealistas, como André Bretón, Pier Paolo Pasolini, y Joe Strummer,  incluso en algunos de los poetas […]

  • Reply André Bretón: Siempre - Trianarts febrero 13, 2016 at 2:07 pm

    […] “André Bretón: Guerra”: AQUÍ […]

  • Reply André Breton: Nudo de espejos - Trianarts febrero 19, 2016 at 1:15 am

    […] “André Bretón: Guerra”: AQUÍ […]

  • Reply André Breton: La unión libre - Trianarts marzo 8, 2016 at 9:27 pm

    […] “André Bretón: Guerra”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario