Poesia

Gustavo Adolfo Becquer: Cuántas veces, al pie de las musgosas paredes

octubre 10, 2008

“…Llevadme, por piedad, a donde el vértigo
con la razón me arranque la memoria.
¡Por piedad! ¡Tengo miedo de quedarme
con mi dolor a solas!…”

GAB

Rima LXX

¡Cuántas veces, al pie de las musgosas
paredes que la guardan,
oí la esquila que al mediar la noche
a los maitines llama!

¡Cuántas veces trazó mi silueta
la luna plateada,
junto a la del ciprés, que de su huerto
se asoma por las tapias!

Cuando en sombras la iglesia se envolvía,
de su ojiva calada,
¡cuántas veces temblar sobre los vidrios
vi el fulgor de la lámpara!

Aunque el viento en los ángulos oscuros
de la torre silbara,
del coro entre las voces percibía
su voz vibrante y clara.

En las noches de invierno, si un medroso
por la desierta plaza
se atrevía a cruzar, al divisarme
el paso aceleraba.

Y no faltó una vieja que en el torno
dijese a la mañana,
que de algún sacristán muerto en pecado
acaso era yo el alma.

A oscuras conocía los rincones
del atrio y la portada;
de mis pies las ortigas que allí crecen
las huellas tal vez guardan.

Los búhos, que espantados me seguían
con sus ojos de llamas,
llegaron a mirarme con el tiempo
como a un buen camarada.

A mi lado sin miedo los reptiles
se movían a rastras;
hasta los mudos santos de granito
creo que me saludaban.

Gustavo Adolfo Becquer

Gustavo Adolfo Becquer, nació en Sevilla, a escasos metros de la Plaza de San Lorenzo, el 17 de Febero de 1836. Fue bautizado como no podía ser de otra forma en su Parroquia, la de San Lorenzo, Sede canónica del Gran Poder. Su padre era un conocido pintor costumbrista que murió cuando é tenía solo cinco años, a los nueve años quedó también huérfano de madre y fue acogido por su madrina de bautismo, hasta que a los 17 años, viaja a Madrid en busca de fortuna.
Vivir de la literatura, nunca fue fácil, por lo que se vio obligado a servir de escribiente en la Dirección de Bienes Nacionales, donde su habilidad para el dibujo era admirada por sus compañeros, pero fue motivo de que fuera cesado al ser sorprendido por el Director haciendo dibujos de escenas de Shakespeare. De este modo volvió Gustavo a vivir de sus artículos literarios que eran entonces de poca demanda por lo que alternó esta actividad con la elaboración de pinturas al fresco. Tiempo después encontró una plaza en la redacción de “El Contemporáneo” y fue entonces que escribió la mayoría de sus leyendas y las “Cartas desde mi celda”.
En 1862 llegó a vivir con Bécquer su hermano Valeriano Becquer, célebre en Sevilla por su producción pictórica pero no por eso más afortunado que Gustavo, y juntos vivieron al día uno traduciendo novelas o escribiendo artículos y el otro dibujando y pintando por destajo; mucho les costó a los hermanos salir adelante de su infortunio y con el tiempo lograron juntos una modesta estabilidad que les permitía a uno retratar por obsequio y al otro escribir una oda por entusiasmo.
En septiembre de 1870 dejó de existir Valeriano, duro golpe para Gustavo, que pronto enfermó sin ningún síntoma preciso, de pulmonía que se convirtió luego en hepatitis para tornarse en una pericarditis que pronto había terminar su vida el 22 de diciembre de ese mismo año.

También de Gustavo Adolfo Becquer en este blog:

“Gustavo Adolfo Becquer: Cerraron sus ojos…”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer: De lo poco de vida que me resta…”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer: Rima LXVI ¿De donde vengo?”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer: El Rayo de Luna”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer: Maese Perez el Organista”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer: Como en un libro abierto…”:AQUÍ

“Gustavo A. Becquer: El monte de las ánimas”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Becquer y sus Musas: El amor que pasa, Rima X”: AQUÍ

“Gustavo Adolfo Bécquer: Rimas IV – VII XIV – LII – LXX y LXXVIII”: AQUÍ

“Sevilla: La glorieta de Becquer en el Parque de María Luisa”: AQUÍ

“Sevilla: también llueve en la Glorieta de Becquer”: AQUÍ

“Homenaje a Gustavo Adolfo Becquer en el Parque de María Luisa: 14 de Febrero”: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com octubre 10, 2008 at 12:42 am

    Información Bitacoras.com…

    Si lo deseas, puedes hacer click para valorar este post en Bitacoras.com. Gracias….

  • Reply Sergio Astorga octubre 10, 2008 at 12:57 am

    Triana, llego de noche como vandido del heno para beber una copla de Bequer y me sube el octasílabo como globo de Alburquerque. Será que en un patio de Sevilla puedo encontrar al duende y ponerlo en el hueco de mi mano?.
    Un abrazo gustoso.
    Sergio Astorga

    Último post en la Web de…Sergio Astorga…Algún diseño

  • Reply Triana octubre 10, 2008 at 1:16 am

    Sergio en un patio de Sevilla puedes encontar el duende, el embrujo, el aroma, el color, yo por un patio de Sevilla, casi muero.

    Y te lo digo hoy que apenas hace unas horas que me alejé, solo 200 Kms. y ya extraño mi dama de noche.

    Esta noche mi abrazo es de Extremadura, donde estan mis raices.

  • Reply Puskas octubre 10, 2008 at 5:00 pm

    Y…¿quien de nuestra edad no ha leido a Becquer?

  • Reply Triana octubre 10, 2008 at 7:55 pm

    Isa, supongo que mucha gente pero a Becquer en Sevilla, no solo se le lee, se le pasea por sus calles y se le ama, nunca faltan flores frescas que los amantes de la poesia dejan en su monumento del Parque de Maria Luisa.

    Último post en la Web de…Triana…Nuevo tutorial en La Buhardilla.

  • Reply Maribel Romero octubre 13, 2008 at 11:07 pm

    Pues has ido a poner uno de los poemas de Becquer que más me gustan. ¿Por qué será que su poesía es tan fácil de memorizar? Lees un poema y te lo quedas para siempre, tengo en mi mente poemas suyos desde el colegio y de vez en cuando afloran, ellos solitos, sin ser llamados, siempre hay alguna ocasión, un momento, un instante, para cada poema suyo.

    Último post en la Web de…Maribel Romero…ANÁLISIS DEL RELATO

  • Reply Triana octubre 14, 2008 at 12:26 am

    Es cierto Maribel, esta rima la aprendó con 13 o 14 años, y nunca la he olvidado, a pesar de lo larga que es, pero despues aprendí, creo casi todas las demas, y si, salen solas en cualquier momento.

    Un beso grande Maribel. gracias por tu visita, te debo una pero estoy mas liada que la pata un romano.

  • Reply Fátima octubre 14, 2008 at 6:44 pm

    Es uno de mis escritores favoritos, no solo por sus poemas que son maginficos sino también por sus leyendas , ).

    Un besote

    Último post en la Web de…Fátima…Paul Celan

  • Reply Triana octubre 14, 2008 at 7:15 pm

    Tengo una leyenda guardada para sacar en unos días, y en efecto, no alcanzan la fama de sus rimas, pero tu que eres buenisima en los relatos cortos, estoy segura de que te gustan.

    Un beso.

    Último post en la Web de…Triana…Sergio Astorga. Mexico-1957. Su pintura.

  • Reply Recordando a Gustavo Adolfo Becquer: No dormía: vagaba en ese limbo | Trianarts diciembre 22, 2014 at 12:09 am

    […] “Becquer, el poeta más romántico: Cerraron sus ojos…” Rima LXXIII”: AQUÍ […]

  • Reply Gustavo Adolfo Becquer: Maese Perez el organista | Trianarts febrero 17, 2015 at 12:53 am

    […] “Becquer, el poeta más romántico: Cerraron sus ojos…” Rima LXXIII”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.