Pintura

Gonzalo Bilbao: Costumbrismo de la Escuela de Sevilla

marzo 4, 2018

Clic en la imagen para ver más obras

Gonzalo Bilbao

Nació en Sevilla, el 27 de mayo de 1860.
Fue uno de los pintores costumbristas más importantes de la Escuela de Sevilla.

Era hermano del escultor Joaquín Bilbao, comenzando a dibujar siendo un niño, alentado por su gran amigo, el pintor José Jiménez Aranda.

Obligado por su padre, tuvo que cursar la carrera de Derecho, licenciándose en 1880, carrera que nunca ejerció; alternó sus estudios en la universidad con clases de música, y de pintura con Francisco y Pedro Vega.

En premio al logro de su carrera le pagó un viaje por Italia y Francia junto José Jiménez Aranda.
Durante su estancia en París visitaron museos, galerías y estudios de artistas franceses y españoles que residían en la capital francesa.

En Italia se quedó por espacio de tres años, fijando su residencia en Roma, donde trabajó junto a José Villegas Cordero y recorrió diferentes ciudades Nápoles y Venecia, entre otras, donde se dedicó a pintar vistas urbanas y escenas rurales.

Viajó a Marruecos, visitando Tánger y Tetuán, donde pintó varios temas orientalistas de estilo neorromántico.
Regresó a España en 1884, año en el que contactó con Vicente Palmaroli, que le asesoró y ejerció una notable influencia en su obra de esos años, fácilmente observable.
En 1886 volvió a Roma donde permaneció un año.

Desde entonces, serían incesantes sus viajes por Europa y América para pintar, exponer y vender.

En 1893 fue nombrado académico de Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría de Sevilla. Ocho años después En 1903 fue nombrado presidente del Ateneo y profesor en la Escuela de Artes, Industrias y Bellas Artes, puesto en el que sustituyó a José Jiménez Aranda.

En 1904 se casó en Madrid, con una joven de origen francés, Marie Roy Lhardy.
Durante el tiempo que permaneció en la capital de España, realizó varias copias de los grandes maestros en el Museo del Prado, sobre todo de Diego Velázquez, el cual marcó toda su obra y que le llevaría a madurar, haciendo incursiones en las técnicas del impresionismo y el luminismo.

Alcanzó el triunfo con su pintura de forma constante, llegando a la cima en 1915 con su obra maestra: “La Fábrica de Tabacos de Sevilla”, actualmente en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, obra de gran formato, dentro de una serie social y costumbrista, con la misma iconografía.

La década de 1920 fue una sucesión de premios y reconocimientos; fue nombrado catedrático de Dibujo del Antiguo y Natural y es nombrado delegado artístico de la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929.

En 1935 fue elegido académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid, y por su reconocida y dilatada labor le fueron concedidas: La cruz de Alfonso XII, la gran cruz de Isabel la Católica, la encomienda de Carlos III, la Legión de Honor francesa, y nombrado oficial de la Corona de Bélgica, entre otros.
Murió en el Madrid sitiado por la Guerra Civil, el 4 de diciembre de 1938.

Le sucedió en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid el pintor extremeño Eugenio Hermoso que había sido discípulo suyo en Sevilla.

A su muerte su viuda donó al Museo de Bellas Artes de Sevilla una importante colección de cuadros del pintor, que actualmente se encuentran en la sala XIII de la permanente, en el mismo, junto a las de los más importantes costumbristas sevillanos.

Otra importante cantidad de obras de Gonzalo Bilbao son propiedad de la colección del sevillano Mariano Bellver*, que en el pasado 2013 cedió para una muestra extraordinaria: “Imágenes y mitos en la pintura andaluza” en el Bellas Artes, junto a la de otros pintores costumbristas de finales del siglo XIX y principios del XX, como José Jiménez Aranda, Emilio Sánchez Perrier y José García Ramos.

El Museo Carmen Thyssen de Málaga alberga así mismo una importante muestra de la obra de Gonzalo Bilbao, que cuenta con ocho cuadros.

*Mariano Bellver conocido coleccionista de arte sevillano ha donado la mayor parte de su colección a Sevilla, que muy pronto podrá verse expuesta al público en La Casa Fabiola, casa palacio situada en el sevillano Barrio de Santa Cruz, que ha sido comprada para instalar el museo que albergará la citada colección de pinturas, que constará en una primera fase con 567 obras, repartidas en 13 salas expositivas y 7 ámbitos temáticos, desde la Pintura Romántica a la Escultura Sevillana, pasando por la Revisión de la Tradición, Pintores Sevillanos en Roma y París, el Costumbrismo como constante, Are Religioso y el Paisaje en la Escuela Sevillana.

**Entrada actualizada y ampliad el 28 de febrero de 2018.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.