Poesia

Juan Ramón Jiménez: Árboles hombres

mayo 29, 2017

“La forma […] ha de ser tan perfecta, que no exista.”
JRJ

Mi recuerdo al poeta de Moguer, que se fue, en el exilio, un día como hoy.

“Árboles hombres”

Ayer tarde
volvía yo con las nubes
que entraban bajo rosales
(grande ternura redonda)
entre los troncos constantes.
La soledad era eterna
y el silencio inacabable.
Me detuve como un árbol
y oí hablar a los árboles.
El pájaro solo huía
de tan secreto paraje,
sólo yo podía estar
entre las rosas finales.
Yo no quería volver
en mí, por miedo de darles
disgusto de árbol distinto
a los árboles iguales.
Los árboles se olvidaron
de mi forma de hombre errante,
y, con mi forma olvidada,
oía hablar a los árboles.
Me retardé hasta la estrella.
En vuelo de luz suave
fui saliéndome a la orilla,
con la luna ya en el aire.
Cuando yo ya me salía
vi a los árboles mirarme.
Se daban cuenta de todo,
y me apenaba dejarles.
Y yo los oía hablar,
entre el nublado de nácares,
con blando rumor, de mí.
Y ¿cómo desengañarles?
¿Cómo decirles que no,
que yo era sólo el pasante,
que no me hablaran a mí?
No quería traicionarles.
Y ya muy tarde, ayer tarde
oí hablarme a los árboles.

Juan Ramón Jiménez

De: “Romances de Coral Gables”, 1948
Recogido en “Juan Ramón Jiménez – Obra Completa – Poesía”
Ed. Visor Libros 2009®
ISBN: 978-84-7522-056-7

Juan Ramón Jiménez Mantecón nació en Moguer, Huelva, el 23 de diciembre de 1881.
Obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1956, por el conjunto de su obra, destacándose de entre de la misma “Platero y yo”
Durante la Guerra Civil Española, apoyó decididamente al bando republicano, Acogiendo en su casa a numerosos huérfanos de la guerra a los que alimenta, instruye y viste.
En 1937 viaja a Cuba para dar tres conferencias; en 1938 su sobrino Juan Ramón Jiménez Bayo es abatido en el frente de Teruel, hecho que dejó a Juan Ramón destrozado. Según relata su mujer, Zenobia, “El dolor dejó a Juan Ramón absolutamente estéril por casi año y medio”.
En 1939 las hordas franquistas saquean su piso de la calle Padilla de Madrid, robando libros, manuscritos y pertenencias del poeta y de su mujer.
De 1939 a 1942 se establecen en Miami, Florida, donde compone los “Romances de Coral Gables”.
En 1942 se trasladan a Washington y entre 1944 y 1946 Zenobia y Juan Ramón imparten clases en la Universidad de Maryland.
En noviembre de 1948 viajan a Argentina y Uruguay por mar, siendo apoteósicamente recibidos.
En 1956, tres días después de serle concedido el Premio Nobel, Zenobia muere en San Juan de Puerto Rico. Jamás se recuperaría de esta pérdida, permaneciendo en Puerto Rico, mientras que Jaime Benítez, rector del Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico, aceptó en Oslo el premio en su nombre.
Murió en San Juan, Puerto Rico, en la misma clínica en la que falleció su esposa, dos años más tarde, el 29 de mayo de 1958.
Los restos de ambos  fueron trasladados a España.
El 20 de enero de 2015 se inscribieron en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural, los lugares vinculados con Juan Ramón Jiménez:

Casa Museo Zenobia y Juan Ramón
Casa Natal Juan Ramón Jiménez
Casa de la calle Aceña de Juan Ramón Jiménez
El Paraje y la casa de Fuentepiña
El Cementerio donde reposan los restos de Juan Ramón y Zenobia , y la Ermita anexa de San Sebastián
Los bienes muebles de la colección de la Casa Museo Zenobia y Juan Ramón Jiménez.

*El poeta explica de esta forma sus ideas sobre la ortografía:

“Se me pide que escriba algo en “Universidad” sobre mis ideas ortográficas; o mejor dicho, se me pide que esplique por qué escribo yo con jota las palabras en “ge”, “gi”; por qué suprimo las “b”, las “p”, etc., en palabras como “oscuro”, “setiembre”, etc., por qué uso “s” en vez de “x” en palabras como “excelentísimo”, etc.
Primero, por amor a la sencillez, a la simplificación en este caso, por odio a lo inútil. Luego, porque creo que se debe escribir como se habla, y no hablar, en ningún caso, como se escribe. Después, por antipatía a lo pedante. ¿Qué necesidad hay de poner una diéresis en la “u” para escribir “vergüenza”? Nadie dice “excelentísimo” ni “séptima”, ni “transatlántico”, ni “obstáculo”, etc. Antiguamente la esclamación “Oh” se escribía sin “h”, como yo la escribo hoy, y “hombre” también. ¿Ya para qué necesita “hombre” la “h”; ni otra, “hembra”? ¿Le añade algo esa “h” a la mujer o al hombre? Además, en Andalucía la jota se refuerza mucho y yo soy andaluz .[…]”

También de Juan Ramón Jiménez en este blog:

“Juan Ramón Jiménez: El día menos”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Pureza negra”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Es mi alma”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Reproches”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: El día menos”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Poeta y palabra”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: A Isaac Albeniz en el cielo de España”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Alegría nocturna”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Otoño”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Álamo blanco”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Es mi alma”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Canción de invierno”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Andando”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Lluvia de otoño”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez:  Tal como estabas”: AQUÍ 

“Juan Ramón Jiménez: Mi Cuerpo”: AQUÍ 

“Juan Ramón Jiménez: El viaje definitivo”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Las tardes de enero”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Anteprimavera”: AQUÍ

“Sevilla, la primavera, los árboles y la poesía – A Dios en primavera”: AQUÍ 

“Juan Ramón Jiménez: Nocturno”: AQUÍ 

“Juan Ramón Jiménez: Platero y yo (fragmento)”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Mi Cuerpo” AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez:  A mi alma”: AQUÍ

“Juan Ramón Jiménez: Trascielo del cielo azul”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Almas de violeta, 1900
Ninfeas, 1900
Rimas, 1902
Arias tristes, 1903
Jardines lejanos, 1904
Elejías puras, 1908
Elejías intermedias, 1909
Las hojas verdes, 1909
Elejías lamentables, 1910
Baladas de primavera, 1910
La soledad sonora, 1911
Pastorales, 1911
Poemas mágicos y dolientes, 1911
Melancolía, 1912
Laberinto, 1913
Platero y yo (edición reducida), 1914
Estío, 1916
Sonetos espirituales, 1917
Diario de un poeta recién casado, 1917
Platero y yo (edición completa), 1917
Eternidades, 1918
Piedra y cielo, 1919
Segunda antología poética, 1922
Poesía, 1923
Belleza, 1923
Canción, 1935
Voces de mi copla, 1945
La estación total, 1946
Romances de Coral Gables, 1948
Animal de fondo, 1949

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario