Efemerides, Literatura, Poesia

Mi recuerdo a José Emilio Pacheco: Caín

enero 26, 2016

“La oscuridad se dispersa
en las gotas de húmeda lumbre.”

JEP

Un día como hoy, hace dos años se marchó el Premio Cervantes mexicano, en su memoria.

“Caín”

Su nombre es testimonio de la Caída:
Caín, el can de la corrupción,
el perro rabioso
que la tribu mata a pedradas.
Caín, la propiedad, el poder, la soberbia.
Caín, la cárcel
del vulnerable cuerpo afligido
por el ansia de herir y dar la muerte.
Calcinación de la furia homicida
para que abra la boca la tierra,
devore al muerto y produzca su fruto.
(Pero la sangre clamará venganza.)

Caín, caimán, calabozo, cadena
de capataz que sujeta al vencido
(su hijo, su hermano)
y lo convierte en bestia de labor y de carga.
Caín el canalla. Caín el cáncer
de la doliente humanidad que con él nacía.
Caín carnicero.
Caín el caos que reemplazó al paraíso.

Cardos y espinas lo que fue el Edén.
Sudor, dolor para labrar la tierra
que nos detesta
como intrusos depredadores.

El frío, el calor, el terremoto, el diluvio
o la sequía, la tempestad, la epidemia
muestran hasta que punto nos aborrece la tierra.
nos ve como insectos
torturadores que la roen por dentro
y la saquean, envenenan, destruyen.

Caín no perdonó la afrenta de que su hermano
fuera alabado.
Y le dio muerte. Quizá
Abel también lo odiaba. (Al respecto
hay un silencio en el Génesis.)

Tal vez el precio de la Caída rdique
en la fiera nostalgia de cada ser
que sin saberlo recuerda: Adán
tuvo el Edén sin compartirlo con nadie.
Eva no fue invasora ni semejante sino una parte
de su infinita perfección y su carne ilesa,
no esclavizada al transcurrir ni al dolor.

Caín mató a su hermano y abrió la historia.
«¿Qué hemos hecho?»,
habrá exclamado Adán frente a Eva,
primera Máter Dolorosa, Pietà
con el hijo muerto,
con la primera víctima, el primer eslabón
de la cadena interminable.
A través de su cuerpo herido vino la muerte
a compartir con el Mal el mundo.

Caín quedó condenado a ser extranjero errante
en el planeta del castigo,
a tener conciencia, a ser conciencia culpable.

Caín nuestro padre.
El fundador de las ciudades.

José Emilio Pacheco

De: “Miro a la tierra” – III – “Los nombres del mal” – 1984-1986
Recogido en “Tarde o temprano” (Poemas 1958 – 2009)
Tusquets Editores – Colección Marginales 2010©
ISBN: 978-848383-236-3

José Emilio Pacheco Berny nació en Ciudad de México el 30 de junio de 1939.
Ha sido uno de los poetas más importantes del siglo XX y XXI en lengua hispana, además fue ensayista y dramaturgo, y un brillante traductor.
En 2009, en Madrid, en la entrega del premio “Reina Sofía de Poesía”, manifestó: “No soy el mejor poeta de México, ni siquiera el de mi barrio porque vivo al lado de Juan Gelman; sólo unos pocos días separó la muerte de ambos, Gelman murió  14 de enero del mismo año, 2014.
Fue un autor largamente galardonado, además del citado “Reina Sofía”, entre otros obtuvo:
Premio Magda Donato 1967 por “Morirás lejos”
Premio Nacional de Poesía Aguascalientes 1969 por “No me preguntes cómo pasa el tiempo”
Premio Xavier Villaurrutia 1973 por “El principio del placer”
Premio Nacional de Periodismo de México 1980 por “Divulgación Cultural”
Premio Malcolm Lowry 1991 por “Trayectoria” (Ensayo literario)
Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Lingüística y Literatura- 1992.
Premio José Asunción Silva al mejor libro de poemas en español publicado entre 1990 y 1995.
Premio Mazatlán de Literatura – 1999.
Premio Iberoamericano de Letras José Donoso – 2001.
Premio Internacional Octavio Paz de Poesía y Ensayo – 2003.
Premio de Poesía Iberoamericana Ramón López Velarde – 2003
Premio Internacional Alfonso Reyes – 2004
Premio Iberoamericano de Poesía Pablo Neruda – 2004
Premio Internacional de Poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca – 2005
Premio de Literatura en Lengua Castellana Miguel de Cervantes – 2009
Premio Alfonso Reyes de El Colegio de México – 2011.
Murió el 26 de enero de 2014 en Ciudad de México.

Cosechó las siguientes distinciones:

Doctor honoris causa de la Universidad Autónoma de Sinaloa – 16 de noviembre de 1979.
Fue nombrado miembro honorario de la Academia Mexicana de la Lengua el 23 de mayo de 2006.
Medalla 1808, otorgada por el gobierno del Distrito Federal – 25 de junio de 2009.
Medalla de Oro de Bellas Artes, otorgada de la Secretaría de Educación Pública de México – 28 de junio de 2009.
Doctorado honoris causa de la Universidad Autónoma de Nuevo León – 11 de septiembre de 2009.
Doctorado honoris causa de la Universidad Autónoma de Campeche – 3 de marzo de 2010.
Doctorado honoris causa de la Universidad Nacional Autónoma de México – 23 de septiembre de 2010.
Murió en Ciudad de México el 26 de enero de 2014.

También de José Emilio Pacheco en este blog:

“José Emilio Pacheco: Dentelladas”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Un dibujo de octubre”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: El cardo”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Miseria de la poesía”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: El color del calor”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Odio”

“José Emilio Pacheco: Indeseable”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Cuchillo de palo”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Presencia”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Idilio”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Fin de siglo”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: El reposo del fuego”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Premio Cervantes 2009 – El mar sigue adelante”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Caverna”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Éxodo”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco: Lumbre en el aire”: AQUÍ

“José Emilio Pacheco, In memoriam: Los elementos de la noche”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Los elementos de la noche (1963)
El reposo del fuego (1966)
No me preguntes cómo pasa el tiempo (1970)
Irás y no volverás (1973)
Islas a la deriva (1976)
Desde entonces (1979)
Los trabajos del mar (1984)
Miro la tierra (1987)
Ciudad de la memoria (1990)
El silencio de la luna (1996)
La arena errante (1999)
Siglo pasado (2000)
Tarde o temprano (Poemas 1958-2009) (2009; poesía completa, FCE)
Como la lluvia (2009)
La edad de las tinieblas (2009)
El espejo de los ecos (Taller de comunicación gráfica, 2012)

Traducciones de poesía:

Cuatro cuartetos, de T. S. Eliot
De profundis, de Óscar Wilde

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Bitacoras.com enero 26, 2016 at 1:09 am

    Información Bitacoras.com

    Valora en Bitacoras.com: Mi recuerdo a José Emilio Pacheco: Caín, de Miro a la tierra – III – Los nombres del mal, 1984-1986 La entrada Mi recuerdo a José Emilio Pacheco: Caín aparece primero en Trianarts.

  • Deja un comentario