Poesia

Salvatore Quasimodo: Día tras día

marzo 11, 2016

“… Aquí en silencio lloras tu tierra.
y muerdes el pañuelo de colores
con dientes de lobo…”

SQ

“Día tras día”

Día tras día: palabras malditas y la sangre
y el oro. Os conozco, mis semejantes, oh monstruos
de la tierra. Con vuestro mordisco ha caído la piedad
y la cruz amable nos ha abandonado.
Y ya no puedo volver a mi elíseo.
Levantaremos tumbas a la orilla de la mar, en tierras
mancilladas, pero no los sarcófagos que anuncian los héroes.
La muerte ha jugado muchas veces con nosotros:
se oía en el aire un monótono susurro de hojas,
como en el matorral, cuando el viento siroco
levanta la avutarda del pantano sobre la nube.

Salvatore Quasimodo

De: “Día tras día” – 1947
Traducción de Antonio Colinas
Recogido en “Salvatore Quasimodo – Poesía Completa”
Ed. Linteo Poesía – 1ª Edición 2004©
ISBN de la 2ª Edición: 978-84-9607-05-9

Poema original en italiano:

“Giorno dopo giorno”

Giorno dopo giorno: parole maledette e il sangue
e l’oro. Vi riconosco, miei simili, o mostri
della terra. Al vostro morso è caduta la pietà,
e la croce gentile ci ha lasciati.
E più non posso tornare nel mio eliso.
Alzeremo tombe in riva al mare, sui campi dilaniati,
ma non uno dei sarcofaghi che segnano gli eroi.
Con noi la morte ha più volte giocato:
s’udiva nell’aria un battere monotono di foglie,
come nella brughiera se al vento di scirocco
la folaga palustre sale sulla nube.

Salvatore Quasimodo

De: “Giorno dopo giorno” – 1947

Salvatore Quasimodo nació en Modica, Sicilia, Italia, el 20 de agosto de 1901.
Fue poeta y periodista, miembro del movimiento hermético italiano.
Se pueden diferenciar claramente dos etapas en la obra de Salvatore Quasimodo, una primera la de su poesía publicada en la antología: “Y de repente la noche”, y la publicada hasta el final de la Segunda Guerra Mundial, en la que utilizó una forma escueta, casi minimalista, y de contenidos con un gran componente simbolista, con un estilo al que se denominó hermetismo, y que compartió otros poetas italianos de ese momento, entre ellos: Giuseppe Ungaretti, Alfonso Gatto y Mario Luzi, todos habían recibido fuertemente la influencia de los franceses Paul Valéry y Stéphane Mallarmé, y con los que terminaría formando la conocida como Escuela Hermética italiana.
Tras finalizar la guerra, y con ello, la censura, Quasimodo se volcó con su obra en los temas sociales, imbricando de forma muy hábil lasanalogía que se dan entre las esclavitudes humanas actuales y los mitos griegos.
Abandonó y ejecutó una poesía más clara y llena de vitalidad.
Le fue concedido el Premio Nobel de Literatura en 1959.
Murió en Amalfi, 14 de junio de 1968.

También de Salvatore Quasimodo en este blog:

“Salvatore Quasimodo: Caminar”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: La danzarina del alba”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Las muertas guitarras”: AQU

“Salvatore Quasimodo: Los muertos”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: La noche de invierno”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: El alto velero”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: De mi olor de hombre”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Vestir a Jesús”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Dolor de cosas que ignoro”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: En el preciso tiempo humano”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Limosna”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Hombre de mi tiempo”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: A mí peregrino”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Elegía, de Día tras día”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Auschwitz”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Refugio de aves nocturnas”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Aún se oye el mar, de Día tras día”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: No he perdido nada”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: El muro, de La tierra incomparable”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Canto de Apolo”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Lamento por el sur”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Ciudad muerta”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: A mi tierra, de Y de pronto anochece”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Otoño”: AQUÍ

“Salvatore Quasimodo: Élegos para la bailarina Cumani”: AQUÍ

Bibliografía poética:

Aguas y tierras – 1930
Oboe sumergido – 1932
Erato y Apolión – 1936
Y de pronto anochece – 1942
Dia tras día – 1947
La vida no es un sueño – 1948
El falso y verdadero verde – 1949-55
La tierra incomparable – 1955-1958
Debe y haber – 1959-63
El poeta y el político – 1960
Dar y tener – 1966
Besa el umbral de tu casa – 2004 (póstumo)
Nocturno del rey silencioso – 2004 (póstumo)

*Los dos últimos libros incluidos en su Poesía Completa, estaban inéditos, obra por cuya traducción Antonio Colinas y editada por Ed. Linteo Poesía, obtuvo el Premio del Ministerio de Asuntos Exteriores de Italia.

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.