Poesia

Anna Ajmatova: La mujer de Lot

junio 23, 2020


«… Como la carne quiere separarse del alma,
Así deseo yo que me olvidéis vosotros.»
AA

Mi recuerdo a la poeta rusa, en el aniversario de su nacimiento.

«La mujer de Lot»

Pero la mujer de Lot miró hacia atrás
y se convirtió en una columna de sal.
Génesis

Y el justo siguió al enviado de Dios,
enorme y luminoso por el negro monte.
Pero alto a la mujer el ansia habló.
No es tarde, puedes aún mirar al horizonte:

las rojas torres de tu natal Sodoma,
la plaza en que cantaste, el patio donde hilabas,
las ventanas vacías en la casa que asoma,
donde al amado esposo hijos dabas.

Y miró y, paralizada de un dolor mortal,
sus ojos contemplar ya no pudieron;
y su cuerpo se hizo de transparente sal
y sus ágiles pies en la tierra crecieron.

¿Quién por esta mujer irá a llorar?
¿No es ella la menor de las pérdidas dadas?
Solo mi corazón no va a olvidar,
a quien la vida entregó por una mirada.

1922-1924

Anna Ajmatova

De: «Anno domini»- Berlín, 1923
Recogido en la antología: «Réquiem y otros poemas»
Traducción de José Luis Reina Palazón
Ed. Alfar, 1993
ISBN: 978-84-7898-045-8

Poema original en ruso

«Лотова жена»

Жена же Лотова оглянулась
позади его и стала соляным
столпом.
Книга Бытия

И праведник шел за посланником Бога,
Огромный и светлый, по черной горе,
Но громко жене говорила тревога:
Не поздно, ты можешь еще посмотреть

На красные башни родного Содома,
На площадь, где пела, на двор, где пряла,
На окна пустые высокого дома,
Где милому мужу детей родила.

Взглянула, и, скованы смертною болью,
Глаза ее больше смотреть не могли;
И сделалось тело прозрачною солью,
И быстрые ноги к земле приросли.

Кто женщину эту оплакивать будет,
Не меньшей ли мнится она из утрат?
Лишь сердце мое никогда не забудет
Отдавшую жизнь за единственный взгляд.

24 февраля 1924

Анна Ахматова

Anna Andréyevna Ajmátova, de soltera Górenko, nació en Bolshói Fontán, cerca de Odesa, el 23 de junio de 1889.
Estuvo casada con Nikolái Gumiliov en 1910, poeta y promotor del acmeísmo, corriente poética que se sumaba al renacimiento intelectual de Rusia a principios del siglo XX.
En 1962, estuvo nominada para el Premio Nobel de Literatura.
Su obra ha sido traducida en numerosos idiomas, aunque sus obras completas sólo se han publicado en ruso en 1990. Al castellano, entre otros muchos, fue traducida por Rafael Alberti y su mujer María Teresa León.
Murió el 5 de marzo de 1966, en Domodédovo, cerca de Moscú.
El poeta Joseph Brodsky dijo de ella:
“Su sola mirada te cortaba el aliento. Alta, de pelo oscuro, morena, esbelta y ágil, con los ojos verdosos de un tigre polar, durante medio siglo la han dibujado, pintado, esculpido y fotografiado un sinnúmero de artistas, entre ellos Modigliani. Los versos dedicados a ella formarían más volúmenes que su obra entera.”

También de Ana Ajmatova en este blog:

«Anna Ajmatova: La calumnia»: AQUÍ

«Anna Ajmatova: Sotáno del recuerdo»: AQUÍ

«Anna Ajmatova: Cayó la palabra petrificada»: AQUÍ

«Anna Ajmatova: Último brindis»: AQUÍ

«Anna Ajmatova: Cuando escuches el trueno me recordarás…»

«Anna Ajmátova: La musa»: AQUÍ

«Anna Ajmátova: Dedicatoria»: AQUÍ

«Anna Ajmátova: La canción de la última cita»: AQUÍ

«Anna Ajmátova: A la ciudad de Pushkin»: AQUÍ

«Anna Ajmátova: Mi vida ha transcurrido en algún sitio…»: AQUÍ

«Anna Ajmátova: Para muchos»: AQUÍ

«Anna Ajmátova: Hay en la intimidad un límite sagrado…»: AQUÍ

Algunas de sus obras traducidas al castellano:

Anna Ajmátova – Poemas Escogidos. – 1999
Anna Ajmatova. Requiem y Otros Escritos. – 2001
Anna Ajmátova – Otros Poemas Junto Al Mar. – 2004

Otras traducciones de José Luis Reina Palazón en este blog:

«Friederike Mayröcker: Torre de Hölderlin»: AQUÍ

«Anne Sexton: La noche estrellada»: AQUÍ

«Herta Müller: Conozco el fresno ese…»: AQUÍ

«Herta Muller: Madre se convirtió en una ortiga…»: AQUÍ

«Herta Muller: Madre se convirtió en una ortiga…»: AQUÍ

«Nelly Sachs: Quien por último…»: AQUÍ

«Nelly Sachs: Coro de las estrellas»: AQUÍ

«Nelly Sachs: Coronado de espinas»: AQUÍ

«Nelly Sachs: Números»: AQUÍ

«Nelly Sachs: Coro de los muertos»: AQUÍ

«Paul Celan: Nana»: AQUÍ

«Paul Celan: En el carro de las serpientes»: AQUÍ

«Paul Celan: Siete rosas más tarde»: AQUÍ

«Paul Celan: Las ánimas»: AQUÍ

«Paúl Celan: Las eternidades cruzaron…»: AQUÍ

«Paúl Celan: Oí decir»: AQUÍ

«Paúl Celan: Una canción en el desierto»: AQUÍ

«Paúl Celan: Oigo tanto de vosotros»: AQUÍ

«Paul Celan: Tienes que desmezclar…»: AQUÍ

«Paul Celan: Con la paloma de la paz…»: AQUÍ

«Paul Celan: Posesión del sueño»: AQUÍ

«Paul Celan: La esclusa»: AQUÍ

«Paul Celan: En Praga»: AQUÍ

«Paul Celan: Posesión del sueño»: AQUÍ

«Paul Celan: La siembra de luz a libre viento»: AQUÍ

«Paul Celan: Tierra firme»: AQUÍ

«Paul Celan: Toda la vida»: AQUÍ

«Paul Celan: La única luz, de Amapola y memoria»: AQUÍ

«Paul Celan: Había tierra en ellos…»: AQUÍ

«Paul Celan: Ante las puertas»: AQUÍ

«Paul Celan: Tenebrae»: AQUÍ

«Paul Celan y Miguel Veyrat en Poniente»: AQUÍ 

«Paul Celan: Canción a una dama en la sombra»: AQUÍ 

«Paul Celan: Argumentum e silentio»: AQUÍ

«Paul Celan: Amor dormido»: AQUÍ

«Erich Fried: La calma»: AQUÍ

«Georg Trakl: De profundis II»: AQUÍ

«Georg Trakl: Queja»: AQUÍ

«Georg Trakl: Grodek»: AQUÍ

«Georg Trakl: Alma de noche»: AQUÍ

«Georg Trakl: De profundis»: AQUÍ

«Georg Trakl: Grodek»: AQUÍ

«Georg Trakl: Crepúsculo en el alma»: AQUÍ

Georg Trakl: A los enmudecidos: AQUÍ

«Georg Trakl: Alma de noche»: AQUÍ

You Might Also Like

No Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.