Pintura

Alekséi von Jawlensky: Expresionismo, fauve y Der Blaue Reiter

agosto 20, 2017

Clic en la imagen para ver más obras

Alekséi von Jawlensky

Nació en Kuslowo, Rusia, el 13 de marzo de 1867.
De origen ruso, llevó a cabo la mayor parte de su carrera artística en Alemania, donde trabajó intensamente con su compatriota Wassily Kandinsky, además de con otros artistas alemanes.

Fue el quinto hijo de una familia de origen aristocrático.
Cuando contaba con diez años de edad, se trasladó con su familia a Moscú, donde durante algunos años recibió instrucción militar.

Su vocación para convertirse en pintor nació tras visitar la Exposición Mundial de Moscú en 1880.

Llegó a Múnich en 1896, acompañado de la también pintora Marianne von Werefkin, para continuar su formación, como otros pintores de su época, desilusionado por la encorsetada enseñanza de la Academia de San Petersburgo, en la que había estudiado de 1889 a 1896, tiempo durante el que se relacionó con el círculo de Ilya Repin, y donde había conocido a Werefkin.

Asistió a clases a la Escuela de Anton Ažbe, y en esta, conoció al que sería su gran amigo y colaborador, Wassily Kandinsky.

En 1905 viajó por primera vez a Francia, donde conoció y estudió las obras de Paul Gauguin y Vincent van Gogh.

Así mismo conoció a Henri Matisse y la obra de los pintores fauvistas, junto a ellos expondría en el Salón de Otoño ese mismo año.

Conoció a Ferdinand Hodler, y dos años más tarde comenzó su larga amistad con Ene Verkade y entabló amistad con Paul Sérusier.

A su regreso a Múnich pasó varios veranos en Murnau, junto a Kandinsky, Gabriele Münter y Marianne von Werefkin.

Juntos fundaron en 1909 la Neue Künstlervereinigung de Múnich, en la que permaneció hasta 1912, que se unió al grupo expresionista Der Blaue Reiter (El Jinete Azul).

Como casi todos sus compañeros alemanes, su pintura estuvo marcada en lo espiritual y lo artístico, por el sentido musical y el misticismo inspirado en la teosofía* y por la sencillez de las formas.

Después de un paréntesis en la experimentación con la forma humana, produjo tal vez su serie más conocida, Las Jefes Místicas, entre 1917 y 1919, y Las Caras del Salvador, entre 1918 y 1920, inspiradas en los iconos tradicionales rusos ortodoxos de su infancia.

En 1917 inició su serie de Cabezas místicas y en 1918 la de Cabezas abstractas, en las que mezcló elementos fauvistas, expresionistas y de la tradición y espiritualidad del arte de su país natal.

Al iniciarse la Primera Guerra Mundial, se refugió en Suiza.
Al finalizar la contienda, en 1922, tras casarse con su antigua sirvienta Helen Neznakomovoy, la madre de su único hijo, Andreas, nacido antes de su matrimonio, se instaló en Wiesbaden.

En 1924, junto a Paul Klee, Lyonel Feininger y Wassily Kandinsky, formó el grupo Die Blaue Vier (Los Cuatro Azules), exponiendo juntos en numerosas muestras en América y distintos países de Europa.

Desde los últimos años de la década de 1920, una severa artritis fue imposibilitándole de forma progresiva para poder pintar; en 1938, comenzó a dictar sus memorias.

Murió en Wiesbaden, el 15 de marzo de 1941.
Él y su esposa Helene están enterrados en el cementerio ortodoxo ruso.

En 1937, 72 de sus obras fueron confiscadas por los nazis, tras calificar su obra como “arte degenerado”.

En 2003 su Schokko (“Schokko mit Tellerhut”) se vendió en EE.UU. por 9.296 millones de dólares y en 2008 en el Reino Unido por 9.450.000 libras esterlinas (18.430.000 dólares).

El Museo Thyssen Bornemisza de Madrid alberga una magnífica obra de Jawlensky: “El velo rojo”, de 1912.

*La teosofía (del griego θεός, teo= Dios y σοφία,sophos= sabiduría), movimiento filosófico-religioso esotérico, que dio origen al teosofismo, filosofía que afirma tener una inspiración especial de lo divino por medio del desarrollo espiritual. (Wikipedia)

** Entrada publicada el 14 de marzo de 2014. Ha sido actualizada y ampliada con más de 30 nuevas obras, el 20 de agosto de 2017.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

You Might Also Like

5 Comments

  • Reply Mujeres pintoras: La expresionista Marianne von Werefkin | Trianarts marzo 15, 2014 at 3:17 am

    […] 1892 conoció al pintor expresionista alemán Alexej von Jawlensky y juntos se trasladaron a Munich. Poco después de su llegada, inició un salón en Munich, que […]

  • Reply Gabriele Münter: Expresionista y salvadora del movimiento Blaue Reiter | Trianarts marzo 15, 2014 at 3:18 am

    […] pasa los veranos con Kandisnky y donde reciben a numerosos artistas del vanguardismo muniqués como Alexei von Jawlensky, Franz Marc, August Macke y el compositor Arnold […]

  • Reply Anton Ažbe: El mejor realismo esloveno | Trianarts marzo 15, 2014 at 2:45 pm

    […] de edad, abrió su propia escuela de arte, de la que fueron alumnos entre otros Vassili Kandinski, Alekséi von Jawlensky, Matija Jama, Rihard Jakopič, Nadežda Petrović, Matej Sternen,  Ivan Grohar, Ivan Bilibin , […]

  • Reply Albert Bloch: El americano de Der Blaue Reiter | Trianarts octubre 2, 2014 at 11:33 pm

    […] alemán.1 También formaron parte del grupo, entre otros, August Macke, Gabriele Münter, Alexei von Jawlensky, Marianne von Werefkin y Paul Klee. A todos ellos les unía su interés común por el Arte medieval […]

  • Reply Lyonel Feininger: Del cubismo al expresionismo alemán | Trianarts enero 13, 2015 at 1:31 am

    […] una gran amistad con Wassily Kandinsky, Jawlensky y Paul Klee; con ellos fundó en 1924 el grupo “Der Blaue Vier” (Los cuatro azules); […]

  • Deja un comentario