General

Luis Cernuda: Como llenarte, soledad

junio 8, 2011

Marisma de Doñana. Rocio.jpg

«…El destierro y la muerte
para mi están adonde
no estés tú.»

LC

«Cómo llenarte, soledad…»

Cómo llenarte, soledad,
sino contigo misma…

De niño, entre las pobres guaridas de la tierra,
quieto en ángulo oscuro,
buscaba en ti, encendida guirnalda,
mis auroras futuras y furtivos nocturnos,
y en ti los vislumbraba,
naturales y exactos, también libres y fieles,
a semejanza mía,
a semejanza tuya, eterna soledad.

Me perdí luego por la tierra injusta
como quien busca amigos o ignorados amantes;
diverso con el mundo,
fui luz serena y anhelo desbocado,
y en la lluvia sombría o en el sol evidente
quería una verdad que a ti te traicionase,
olvidando en mi afán
cómo las alas fugitivas su propia nube crean.

Y al velarse a mis ojos
con nubes sobre nubes de otoño desbordado
la luz de aquellos días en ti misma entrevistos,
te negué por bien poco;
por menudos amores ni ciertos ni fingidos,
por quietas amistades de sillón y de gesto,
por un nombre de reducida cola en un mundo fantasma,
por los viejos placeres prohibidos
como los permitidos nauseabundos,
útiles solamente para el elegante salón susurrado,
en bocas de mentira y palabras de hielo.

Por ti me encuentro ahora el eco de la antigua persona
que yo fui,
que yo mismo manché con aquellas juveniles traiciones;
por ti me encuentro ahora, constelados hallazgos,
limpios de otro deseo,
el sol, mi dios, la noche rumorosa,
la lluvia, intimidad de siempre,
el bosque y su alentar pagano,
el mar, el mar como su nombre hermoso;
y sobre todo ellos,
cuerpo oscuro y esbelto,
te encuentro a ti, tú, soledad tan mía,
y tú me das fuerza y debilidad
como el ave cansada los brazos de la piedra.

Acodado al balcón miro insaciable el oleaje,
oigo sus oscuras imprecaciones,
contemplo sus blancas caricias;
y erguido desde cuna vigilante
soy en la noche un diamante que gira advirtiendo a los hombres,
por quienes vivo, aún cuando no los vea;
y así, lejos de ellos,
ya olvidados sus nombres, los amo en muchedumbres,
roncas y violentas como el mar, mi morada,
puras ante la espera de una revolución ardiente
o rendidas y dóciles, como el mar sabe serlo
cuando toca la hora de reposo que su fuerza conquista.

Tú, verdad solitaria,
transparente pasión, mi soledad de siempre,
eres inmenso abrazo;
el sol, el mar,
la oscuridad, la estepa,
el hombre y su deseo,
la airada muchedumbre,
¿qué son sino tú misma?

Por ti, mi soledad, los busqué un día;
en ti, mi soledad, los amo ahora.

Luis Cernuda Bidon

De: «La realidad y el deseo», 1924-1962
Recogido en: Luis Cernuda – Poesía Completa- Volumen I
Ed. Siruela 1993.
ISBN: 84-7844-185-5 (Del volumen I)

Luis Cernuda Bidón nació en Sevilla, el 21 de septiembre de 1902.
Aún Sevilla, su tierra natal no le ha hecho justicia.
Fue sin duda uno de los más grandes poetas de la Generación del 27, tantos años olvidado, o peor, ignorado por muchos. Mas no en el corazón y en la memoria de los que amamos su poesía.
Antonio Rivero Taravillo, en su biografía del poeta, acaba la primera parte de ellas contando como “el día 14 de abril de 1938, Cernuda abandona España para siempre, cedamos la voz al poeta:
Atrás quedaba tu tierra sangrante y en ruinas. La última estación al otro lado de la frontera, donde te separaste de ella, era sólo un esqueleto de metal retorcido, sin cristales, sin muros un esqueleto desenterrado al que la luz postrera del día abandonaba.
¿Que puede el hombre contra la locura de todos? Y sin volver los ojos ni presentir el futuro, saliste al mundo extraño desde tu tierra en secreto ya extraña.”
(LC)
Junto a esas pertenencias, lleva como bien más preciado el manuscrito de varios poemas que serían el germen de uno de sus más grandes libros, “Las nubes”, “Noche de Luna“, “A un poeta muerto” (FGL), “Elegía Española” (I), “Scherzo para un elfo”, “Soñando la muerte”, “Sentimiento de otoño”, “A Larra con unas violetas” (1837-1937) y “Lamento y esperanza”. Son poemas que formarían parte del libro en el que se incluyen textos tan desolados como “Un español habla de su tierra”.
Murió en el exilio, en México, D.F, el día 5 de noviembre de 1963.

También de Luis Cernuda en este blog:

«Luis Cernuda: La primavera»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Un español habla de su tierra»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Linterna roja»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Donde habite el olvido»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Cordura»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Desolación de la quimera»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Hacia la tierra»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Pájaros en la mano, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Las islas»: AQUÍ

«Luis Cernuda: ¿Son todos felices?»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Vientres sentados»: AQUÍ

«Luis Cernuda: De qué país»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Despedida»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Díptico español»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Los fantasmas del deseo»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Del otro lado»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Mitad de la vida»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Unos cuerpos son como flores»: AQUÍ

«Luis Cernuda: La riada, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: La casa, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Si el hombre pudiera decir lo que ama…»: AQUÍ

«Luis Cernuda: A sus paisanos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: País»: AQUÍ

«Luis Cernuda: No es nada»: AQUÍ

«Luis Cernuda: A un poeta muerto (FGL)»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Un muchacho andaluz»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Impresión de destierro»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Noche de luna, de Las nubes»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Pregones, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: La casa, de Ocnos: AQUÍ

«Luis Cernuda: Las tiendas, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: La Universidad, en Ocnos» 

Luis Cernuda: El mirlo, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: El vicio, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Escrito en el agua, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: La Poesía, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: La ciudad a distancia, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Atardecer, en Ocnos»: AQUÍ

«Sevilla, los Jardines de Murillo, la primavera y Luis Cernuda: El Vicio, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda, Sevilla y el azahar: Luna llena en Semana Santa»: AQUÍ

«Sevilla, el Alcázar en invierno y Cernuda: Escondido en los muros»: AQUÍ

«Sevilla, Luis Cernuda: El otoño, de Ocnos»: AQUÍ

«Luis Cernuda «Ocnos su Sevilla – El magnolio»:AQUÍ  

«Luis Cernuda: La Poesía»: AQUÍ 

«Luis Cernuda – El viento y el alma»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Tarde oscura, de Como quien espera el alba»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Peregrino, de La Realidad y el Deseo»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Déjame esta voz»: AQUÍ 

«Luis Cernuda: Lamento y esperanza»: AQUÍ 

«Luis Cernuda: Deseo»: AQUÍ

«Luis Cernuda: No decía palabras»: AQUÍ

«Luis Cernuda – Contigo – A donde el corazón te lleve»: AQUÍ

«Luis Cernuda: A un poeta muerto (FGL)»: AQUÍ 

«Luis Cernuda… Como llenarte, soledad»: AQUÍ

«Luis Cernuda: Elegía anticipada»: AQUÍ

Bibliografía:

Perfil del aire – 1927
Égloga, elegía, oda – 1927-28
Los placeres prohibidos, – 1929-1931
Donde habite el olvido – 1934
Las nubes – 1940 – 1943
Ocnos – 1942 1.ª ed. (Ampliada en 1949 y 1963)
Como quien espera el alba – 1947
Vivir sin estar viviendo – 1944–1949
Variaciones sobre tema mexicano – 1952
Con las horas contadas, de 1950–1956
Poemas para un cuerpo – 1957
Desolación de la Quimera – 1962.
Estudios sobre poesía española contemporánea, 1957, o Poesía y literatura, I y II, 1960 – 1964 (En este estudio, Cernuda reivindica a Ramón de Campoamor, manifiesta su admiración por su amigo Federico García Lorca y enjuicia con severidad la poesía de Rubén Darío, Juan Ramón Jiménez, Pedro Salinas y Jorge Guillén.
Luis Cernuda – Poesía completa. Obras completas, Volumen I. Ediciones Siruela.1993.
Luis Cernuda, Antología – Cátedra, 1984.
Luis Cernuda, Intermedio, (antología) – Pre-Textos, 2004.

*La fotografía es la Madre de la Marisma de Doñana en la Aldea del Rocio

You Might Also Like

No Comments

  • Reply Bitacoras.com junio 8, 2011 at 1:02 am

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: “…El destierro y la muerte para mi están adonde no estés tú.” “Cómo llenarte, soledad…” Cómo llenarte, soledad, sino contigo misma… De niño, entre las pobres guaridas de la tierra, quieto en ángulo oscuro, buscaba en ti, ence…..

  • Reply Luis Cernuda: Un español habla de su tierra | Trianarts mayo 1, 2012 at 8:52 am

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: Si el hombre pudiera decir lo que ama… | Trianarts agosto 15, 2012 at 10:50 pm

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: La Poesía, de Ocnos | Trianarts septiembre 9, 2012 at 9:41 pm

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: Impresión de destierro | Trianarts septiembre 9, 2012 at 9:48 pm

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: Noche de luna, de Las nubes | Trianarts octubre 17, 2012 at 3:12 pm

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Recordando a Luis Cernuda | Trianarts noviembre 7, 2012 at 7:36 pm

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: Tarde oscura, de Como quien espera el alba » Trianarts | Trianarts diciembre 25, 2012 at 2:26 am

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda, lectura de su poesía hoy en Sevilla | Trianarts noviembre 10, 2013 at 12:51 am

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: A sus paisanos | Trianarts diciembre 26, 2013 at 12:53 pm

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Poesía Erótica: No decía palabras, de Luis Cernuda | Trianarts enero 12, 2014 at 1:04 pm

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: El tiempo, de Ocnos | Trianarts mayo 11, 2014 at 12:07 am

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: 1936 | Trianarts junio 14, 2014 at 9:31 pm

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda… siempre en mi vida: Deseo | Trianarts septiembre 10, 2014 at 1:35 am

    […] “LuisCernuda: Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: Donde habite el olvido | Trianarts septiembre 21, 2014 at 12:09 am

    […] “Siempre Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda, siempre en mi vida: País | Trianarts septiembre 21, 2014 at 3:12 am

    […] “Luis Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: Mitad de la vida | Trianarts noviembre 4, 2014 at 11:42 pm

    […] “Luis Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: Pregones, de Ocnos | Trianarts enero 30, 2015 at 8:17 pm

    […] “Luis Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Sevilla: Los Jardines de Murillo, la primavera y Luis Cernuda » Trianarts junio 26, 2015 at 2:12 pm

    […] “Luis Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: La casa, de Ocnos » Trianarts junio 26, 2015 at 2:24 pm

    […] “Luis Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda: Díptico español - Trianarts agosto 22, 2015 at 2:19 pm

    […] “Luis Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Sevilla: El Jardín de Cristina, los poetas del 27' - Trianarts octubre 20, 2015 at 2:44 am

    […] novedades, se ha levantado una fuente, dedicada a los poetas de la Generación del 27′, coronada por la musa de la poesía, sobre una cascada que alegóricamente es el nacimiento de un […]

  • Reply Mi recuerdo a Luis Cernuda: Despedida - Trianarts noviembre 5, 2015 at 12:04 am

    […] “Luis Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Reply Luis Cernuda, siempre en mi vida: Elegía anticipada - Trianarts noviembre 5, 2015 at 12:32 pm

    […] “Luis Cernuda… Como llenarte, soledad”: AQUÍ […]

  • Deja un comentario

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.